Argentina podrá exportar un mayor volumen de acero a EEUU

La Argentina podrá exportar a Estados Unidos, sin los nuevos aranceles, el equivalente al 100% del promedio del aluminio que ingresó a ese mercado en los últimos tres años y el 135% de acero exportado en el mismo período, de acuerdo con los cupos acordados por ambos gobiernos.

A partir del acuerdo confirmado oficialmente hoy por el Gobierno argentino, las empresas nacionales podrán exportar sin arancel a los Estados Unidos unas 180.000 toneladas al año de acero y de aluminio, lo que significarán prácticamente los mismos volúmenes a los comercializados en 2017.

Así lo explicó hoy el ministro de Producción, Francisco Cabrera, luego oficializar el entendimiento en una Declaración Conjunta del Ministerio de Producción y el Representante Comercial de los Estados Unidos, Robert E. Lighthizer, quienes se manifestaron “complacidos por el acuerdo en principio alcanzado” entre ambos países.

El Gobierno de Donald Trump anunció anoche que alcanzó “principios de acuerdo” con Argentina, Brasil y Australia para eximir a estos países de los nuevos aranceles del 10 % al aluminio y del 25 % al acero que entraron en vigor a finales de marzo.

En las negociaciones que a partir de entonces se abrieron con algunos de sus principales socios permitieron negociar acuerdos comerciales paralelos centrados en “cuotas que restrinjan las importaciones, eviten el transbordo y protejan la seguridad nacional”, afirmó la Casa Blanca.

Ante el vencimiento del plazo inicial, en la medianoche de ayer, Trump optó además por una prórroga “final” de las negociaciones por otros 30 días, hasta el 1 de junio, de la exención tarifaria a México, Canadá y la Unión Europea, los únicos países con los que todavía no ha alcanzado un acuerdo.

“Una vez que se concluyan los detalles del acuerdo, la República Argentina estará exenta de los aranceles al acero y al aluminio impuestos bajo la Sección 232 de la Ley de Expansión Comercial de 1962 y sus enmiendas”, se afirmó en la declaración en que se destacó el “diálogo constructivo y constante” y que “evidencia la asociación estratégica fuerte y duradera”.

Ambos gobiernos también se comprometieron a continuar analizando un tema de fondo referido al “exceso de capacidad global en los sectores del acero y del aluminio”.

“Es un mercado de 700 millones de dólares de exportación, son dos industrias muy importantes. Para esos sectores esta era una decisión que les cambiaba mucho la situación”, afirmó Cabrera tras el anuncio del Gobierno de Estados Unidos sobre un acuerdo con Argentina, Brasil, Corea del Sur y Australia para eximir a estos países de nuevos aranceles.

Como parte de las negociaciones Cabrera explicó que los volúmenes acordados equivalen al 100% del promedio del aluminio y al 135% el del acero exportados en los últimos tres años.

Para el ministro, este es “un logro importante que pone a la producción y el empleo argentinos en mejores condiciones que los de los países que no lograron ser exceptuados del arancel”.

“Nuestras empresas de acero y aluminio pueden seguir vendiendo a los Estados Unidos: esto para el sector es clave porque ese país es el principal destino de las exportaciones de esos productos”, puntualizó el ministro a través de un comunicado difundido esta tarde.

Cabrera explicó que para acceder a esta etapa de negociación “tuvo mucho que ver la excelente relación de trabajo que se fue construyendo con el gobierno norteamericano, cuyo punto de partida fue el vínculo existente entre los presidentes” Mauricio Macri y Donald Trump.

Para el funcionario, el anuncio “es una muestra de lo que es posible lograr a partir de la estrategia multilateral que viene llevando adelante el Gobierno de trabajar muy seriamente la inserción de Argentina al mundo y el relacionamiento con los distintas naciones”.

“Trabajar con coherencia y constancia en esta estrategia es imprescindible para defender la producción y el empleo argentinos y avanzar así hacia el objetivo de pobreza cero”, enfatizó el ministro.

Por su parte, el canciller Jorge Faurie afirmó también hoy que el acuerdo fue resultado de “una política de inserción inteligente en el mundo, que tiene un componente sustancial en la apertura y consolidación de mercados para la exportación de la producción argentina”.

El titular del Palacio San Martín aseveró que “esta medida da cuenta del vínculo estratégico y de la excelente relación de trabajo que se ha forjado con el gobierno estadounidense”.

“Nuestro trabajo consiste en capitalizar la relación con cada uno de los países en los que exista una oportunidad, multiplicar las alternativas para llevar nuestros productos a nuevos mercados y negociar cuando se presentan adversidades”, dijo el canciller.

AF

 


Artículos Relacionados