Beneficios de incluir en cartera metales preciosos

Advierten no pocos expertos que no podemos fiarnos del ‘benévolo’ mes de agosto que han vivido los mercados, pues los desafíos a los que se enfrentan son muchos y la estacionalidad (septiembre es históricamente el peor mes para la Bolsa) no acompaña… Pero, ¿cómo nos protegemos con la rentabilidad negativa campando a sus anchas en la renta fija? Estos son los beneficios de los metales preciosos.

Oro, plata, platino o paladio, a pesar de ser de los instrumentos financieros más antiguos, aún están infraexplotados como alternativa de inversión, afirma ETF Securities, y, añade, de hecho, “muchos inversores los pasan por alto a la hora de construir cartera”.

Esto, explica la firma, “puede suponer una oportunidad para muchos de diversificar aún más y beneficiarse de las características propias de cada uno de estos activos (…) pues su rentabilidad individual varía con el tiempo sin que uno sólo supere continuamente a otro”.

Así, estos expertos afirman que “una cesta diversificada de metales preciosos tiende a comportarse mejor que la inversión en uno sólo y expone a los motores, tanto cíclicos como no cíclicos, de estos”.

Al mismo tiempo, apuntan, suponen una “herramienta de protección del riesgo, conocido o desconocido, para los inversores de largo plazo”. Ayudan a diversificar frente a la exposición a renta variable y también sueñen resistir “durante momentos extremos y de agitación en los mercados”.

En este sentido, destacan que los fundamentales de plata y platino son “sólidos y sus caídas de precio ofrecen buenos puntos de entrada. Además ambos presentan déficit de oferta y yacen listos para beneficiarse de un repunte del ciclo industrial. Es probable que el empleo del paladio en el equipamiento para reducir la polución y el de la plata para los fotovoltaicos, aumenten sus respectivas demandas ante el endurecimiento de las normativas medioambientales”.

Bastante menos optimista con la plata se muestra Carsten Menke, de Julius Baer, pues cree que el impresionante rally que ha experimentado desde principios de año va a comenzar a revertirse. “El apoyo del oro debería debilitarse, el dólar fortalecerse, mientras el posicionamiento impactará negativamente cuando los traders especuladores tomen beneficios de sus excesivos largos”. Por tanto, espera que caiga a 17 dólares la onza a tres meses vista.

Sin embargo, el oro parece tener más adeptos que detractores. Uno de ellos es Saxo Bank, pues creen que el metal precioso podría beneficiarse del incremento de las incertidumbres mundiales a medida que nos acerquemos a las elecciones presidenciales de Estados Unidos: “Vemos que la posibilidad de una recuperación hacia el máximo de 2014 en 1.400 dólares por onza”.

IE


Related posts