Blanqueo: argentinos sacan residencia fiscal uruguaya para evitar multa

Jorge Gaggero, fundador de la Red de Justicia Fiscal para Latinoamérica y el Caribe, estima que hay u$s 500.000 millones de activos de argentinos fuera del sistema (no declarados), ya sea en el extranjero o en cajas de seguridad. Los más optimistas calculan que se blanquearán u$s 100.000 millones al 31 de marzo, con lo cual habrá muchos que no exterioricen.

¿Qué están haciendo? Mientras varios ya movieron sus cuentas a los Estados Unidos, cada vez son más los adultos mayores de buen poder adquisitivo que sacan la residencia fiscal uruguaya. La tentación es que el Gobierno charrúa ofrece a inversores particulares argentinos radicarse en ese país con una exención de cinco años a las ganancias financieras de fuente extranjera.

Por lo tanto, no necesitan adherirse al blanqueo, ya que allí no existe el impuesto a los bienes personales. “El miedo de los argentinos que tienen cuentas en Suiza es el intercambio de información entre ambos países. Pero al cambiar de residencia a Uruguay, Suiza no informará a Argentina, sino a Uruguay, donde no existe el impuesto a los bienes personales y el impuesto a las ganancias es de sólo 12% sobre la renta financiera, contra 35% de la Argentina”, explica Raúl Sanguinetti, Tax Partner de Baker Tilly Argentina.

La condición que ponen para dar la residencia es permanecer un mínimo de 183 días al año, tener un inmueble de al menos u$s 1,8 millón o una empresa valuada desde u$s 5 millones.

 También Paraguay ofrece grandes beneficios impositivos, pero lo aprovechan más los ciudadanos adinerados de las provincias limítrofes.

Bancos suizos prestan

En un escenario a nivel mundial de tasas de interés cero y hasta negativas (Suiza -0.75%, Dinamarca -0.65%, Suecia -0.35% y Japón -0.1%), hay más de un banco de inversión suizo que está ofreciendo a sus clientes argentinos con más de u$s 1 millón préstamos a entre 1 y 1,5% anual en dólares para que se adhieran al blanqueo, a tasa renovable cada seis meses. De este modo, los suizos se aseguran que el inversor le deje sus ahorros a ellos.

La banca de inversión hoy tiene exceso de liquidez. Prestar al 1% es negocio y se retiene a un cliente, que si no blanquea, debe ser ‘invitado’ gentilmente a retirarse de la entidad. También hacen invitaciones a adherirse al blanqueo en forma telefónica o por mail.

Es más, hay un par de bancos europeos que hicieron acuerdos con un estudio legal de gran porte, para hacerse cargo ellos (el banco) de los honorarios de los abogados por la gestión de la regularización fiscal (se hacen cargo del asesoramiento, compliance y gestión, no la multa).

Bancos de Estados Unidos también ofrecen créditos a sus clientes para pagar la multa, pero no tuvieron mucha adhesión, ya que las tasas son más altas: de entre el 3 y el 3,5%.

En rigor de verdad, quienes más necesitan el cash para la multa son los dueños de inmuebles que lo heredaron o tienen una hipoteca, por lo que no tienen el disponible por el 5% del precio de mercado. De todos modos, como el vencimiento es el 31 de marzo, y la alícuota sigue siendo 5%, casi todos blanquearán recién sobre esa fecha.

“En realidad, no se trata de una multa, sino de un impuesto, que son deducibles de los intereses. Por ejemplo, si alguien blanquea u$s 1 millón y paga u$s 100.000 a la AFIP, y luego compra acciones de Apple, cuyos dividendos están gravados en Argentina, debería poder deducir esos u$s 100.000. Lo mismo si compra una casa y la pone en alquiler, que genera renta gravada”, subraya Sanguinetti, basándose en el artículo 82 de la ley de impuesto a las Ganancias.

Cronista


Related posts