Cayó la producción minera en la Patagonia e impactó fuerte en su economía

La región Patagónica, cuya estructura económica depende en casi un 30% de la minería, registró la peor performance a nivel nacional. Tierra del Fuego, Neuquén y Santa Cruz fueron las tres provincias con peor desempeño interanual.

La Patagonia fue la región más perjudicada por el mal desempeño de la industria minera durante el año pasado. Así lo refleja un informe elaborado por Economía & Regiones que analizó el rendimiento económico de cada una de las provincias argentinas en el tercer trimestre de 2017.

De acuerdo con la consultora, que tomó en cuenta datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), la economía se expandió un promedio de un 3,4% en todo el país. Asimismo, el Producto Bruto Interno (PBI) trepó un 4,2% en la comparación interanual.

En ese contexto, solamente tres jurisdicciones provinciales presentaron bajas interanuales en su nivel de actividad: Tierra del Fuego, Santa Cruz y Neuquén, en ese orden. Por el contrario, las provincias de Buenos Aires, San Luis, Santa Fe y Córdoba experimentaron las mayores subas.

Según el reporte, la Patagonia evidenció una mejora de apenas un 0,6% en relación con el tercer trimestre de 2016. Esto obedeció, básicamente, al retroceso de la minería (-5,3%), sector que explica un 29,5% a la estructura productiva regional.

Beneficiada por el repunte de la industria y la intermediación financiera, la zona Pampeana alcanzó el mayor incremento relevado (4%). Dicha recuperación no fue para nada homogénea: mientras que la construcción motorizó un alza de un 16,2%, la actividad pesquera regional declinó un 14,2%.

Por otro lado, las provincias del Noroeste Argentino (NOA) exhibieron una suba de un 2,6% (vitalizada sobre todo por la construcción y la intermediación financiera), al tiempo que las del Noreste Argentino (NEA) obtuvieron un alza de un 3,1% (empujada por la intermediación financiera y por el negocio de hoteles y restaurantes).

En Cuyo, en tanto, la expansión osciló en torno a un 3,1%, respaldada por la intermediación financiera y la actividad industrial. En esta región también se observó cierto impacto negativo de las industrias extractivas, ya que la minería se contrajo un 1,7% y la producción de petróleo lo hizo un 1%.

Caso santacruceño

Para entender la importancia de la minería en la economía de la Patagonia puede citarse el caso de Santa Cruz, donde la actividad metalífera se desarrolla en una extensión total de más de 4,5 millones de hectáreas (Has).

Según el INDEC, más de tres cuartas partes de las exportaciones santacruceñas son mineras. Durante el primer semestre de 2017, la provincia totalizó ventas al exterior por unos u$s 939 millones, lo que representó una caída de un 3,2% con respecto al mismo lapso de 2016 (cuando colocó productos por u$s 960 millones en el mercado internacional).

El segmento ‘Piedras y metales preciosos’ fue responsable de un 68,3% del total exportado, en tanto que ‘Mineral de plata y sus concentrados’ adicionó otro 7,3%. En definitiva, la minería en su conjunto concentró un 75,6% de las exportaciones santacruceñas.

El Inversor Energético


Artículos Relacionados