Celulares fueguinos bajarían de precio y cerrarían la brecha con Chile

La quita del impuesto interno a electrodomésticos fueguinos impulsaría una baja en el precio de celulares el año próximo. Así, la brecha con los valores de Chile, que ya se había achicado durante este año, comenzaría casi a cerrarse.

Según un estudio de Afarte, que reúne a fabricantes, los valores de equipos locales son de 3% a 24% más altos frente al país vecino, según el modelo. En un caso, hasta un 9% más bajos. Con la quita, los precios argentinos se acercarían así más y, en algunos casos, igualarían a los trasandinos.

El acuerdo cerrado entre el Gobierno nacional, la gobernación de Tierra del Fuego, las fabricantes de electrodomésticos y la UOM de Tierra del Fuego contempla, entre otros aspectos, una quita del tributo de 7% que abonan los productos fabricados en la isla desde 2018, lo que redundaría en una baja de precios en el corto plazo.

Más adelante, también impulsarían una baja adicional otras medidas acordadas para bajar costos logísticos y el acuerdo con el sindicato de la UOM de congelar sueldos por dos años, hasta junio de 2020, a cambio de que no haya despidos. Al mismo tiempo, a diferencia de la intención inicial del Gobierno de bajar de 17% a 0% el arancel a importados, lo hará de forma gradual: de 17% a 10,5% en 2018, y luego paulatinamente hasta llegar al 2% en 2023, lo que permitiría a Tierra del Fuego adaptarse para ser más competitiva frente a los importados.

“Sin el 7% de impuestos internos debe sentirse una baja de precios de celulares al público, aunque en forma paulatina, en función de los productos que los canales ya tienen a la venta, previa a la quita del tributo. Nosotros vamos a rebajar los productos de Motorola y creemos que así también se achicará la brecha con equipos que se venden en Chile. Se va a sumar a la rebaja que se viene registrando desde 2015, por un tema de tecnología”, explicó Germán Grecco, gerente general de Motorola Argentina, al ser consultado tras el lanzamiento del nuevo smartphone Moto G5S Plus.

Para Samsung, la baja también se sentirá el próximo año. “Se irá reflejando en smartphones, pero también en televisores y aires acondicionados. La tecnología en general ya bajó en dólares y ese impacto se trasladó al consumidor. Vamos a trasladar la quita del impuesto a nuestros productos para que siga bajando la barrera de entrada. Habría que ver cómo se aplica la medida, pero en principio impactaría en un 7% u 8%”, destacó Bruno Drobeta, director Comercial de la división de Mobile de Samsung Argentina.

El mercado de smartphones creció un 17% en el primer semestre y este año se venderán 10,4 millones de equipos, a los que se suman 2,5 millones de contrabando. Para ambas empresas, las principales del mercado, esto ayudaría también a minimizar el mercado ilegal.

Para Samsung y Motorola, que producen todos sus smartphones en la isla a través de socios locales, seguirá siendo competitiva la fabricación nacional.

“El arancel a importados baja de 17% a 10,5% y, de ahí, en forma gradual. Y como las licencias no automáticas siguen vigentes, seguirá siendo competitivo fabricar. Además de la quita del impuesto interno, impacta el acuerdo para mantener salarios por dos años”, comentó Grecco.

“Con una inflación de 25%, en un año bajamos ya 10% los precios. El acuerdo también contempla medidas para mejorar la eficiencia, algo que seguiremos aplicando para continuar bajando más los precios y ser competitivos”, agregó Drobeta.

Cronista


Artículos Relacionados