Cómo serán las nuevas casas del IPV

La idiosincrasia local y el sol son los principales protagonistas de las que serán las nuevas casas que construya el IPV. Una cocina moderna que se conecta al comedor con un desayunador y la posibilidad de ampliar de cuatro maneras diferentes para que la casa soñada crezca junto con la familia y las ganas de sus habitantes de manera más fácil y gastando menos. Así serán en adelante las casas que recibirán los sanjuaninos.  El nuevo diseño de las viviendas, que serán primero para los barrios bajo el sistema de Asistencia Financiera, que por lo general utilizan los sindicatos, y para el nuevo PROCREAR sanjuanino, que está cada vez más cerca de ver la luz. 

Las viviendas están pensadas a partir de la vida de los sanjuaninos, de las costumbres del día a día y tomando como inspiración los cambios que realizan los beneficiarios del IPV en sus casas. Así, la cocina se convierte en el corazón y centro de la casa. Su ubicación permite que este permanentemente conectada con el estar, a través del desayunador, y también con el patio.

La conexión con el afuera es otro de los puntos fuertes del nuevo diseño, ya que el estar está unido al patio a través de un gran ventanal. La relación entre interior y el exterior es fundamental en el nuevo diseño. La presencia de ventanas y puertas ventanas le suma luminosidad a la casa. De esta manera, el sol sanjuanino se convierte en la principal fuente de luz de las nuevas casas. Una combinación de estética y ahorro de energía clave.

Otro de los puntos que rescatan las nuevas viviendas es la costumbre eterna de las galerías. El resguardo de luz y frescura clásico de las casas de San Juan vuelve a tener su lugar en las casas que entregará el Instituto Provincial de la Vivienda. Aunque no entregarán con las estructuras livianas listas, tanto en el ingreso de la vivienda como el patio existe el lugar ideal para construir un techo externo. Incluso, en la presentación del nuevo diseño, mostraron cómo quedaría el jardín y la cochera con este avance.

Además del diseño base, la casa cuenta con 3 ampliaciones proyectadas, cuyos planos el IPV entregará de forma gratuita para que quienes quieran aplicarlos puedan hacerlo con los cálculos y diseños seguros.

Las opciones para hacer crecer la casa, que empieza en los 57 metros cuadrados al igual que las que se entregan en la actualidad, se puede elegir entre agregar una habitación, aumentar el tamaño del estar o hacer los dos en simultáneo.

La casa como será entregada, sin las ampliaciones tiene 57 metros cuadrados, dos habitaciones, cocina y comedor.

La primera ampliación es sumar un dormitorio, con lo que la superficie cubierta se va a 78m2. En este caso el proyecto incluye una habitación grande con vestidor y baño en suite.

La casa con una habitación más.

La segunda, que suma la misma cantidad de metros cubiertos que la anterior, es una ampliación del living. En este caso las paredes que dan hacia al patio, en las que hay una puerta ventana, están construidas especialmente para que sean quitadas. A su vez la puerta de la cocina, del otro lado de la isla – desayunador, también se convierte en una conexión con el nuevo estar de la casa.

 

La ampliación del comedor hacia el patio queda conectada con la cocina.

Al combinar las dos ampliaciones la vivienda se convierte en una casa de 103 metros cuadrados, con un estar cómodo y muy amplio, dos habitaciones secundarias y una más grande con todos los lujos.

Las dos ampliaciones suman una gran cantidad de espacio a la casa original.

El último cambio posible, incluso más barato, que se puede realizar en la vivienda, es ampliar el comedor avanzando sobre una de las habitaciones. Para eso está previsto que una de las paredes del dormitorio sea de material liviano, por lo que la obra es más fácil y barata. De esta manera el estar gana espacio y la casa se queda con una habitación, a menos que se realice la ampliación prevista para el dormitorio principal.

Todos estos cambios que propone el IPV responden a un tipo de diseño de vivienda evolutiva, que se adapta a los cambios que cada familia necesita para disfrutar a pleno de su nueva casa. Mirá cómo quedarán las casas con las ampliaciones propuestas, que pueden hacerse usando los planos aprobados y seguros que irán de forma gratuita a todos los beneficiarios.

El nuevo diseño servirá tanto para el PROCREAR y los barrios de los sindicatos como para los que solicitan el préstamo de $900.000. Estos últimos pueden acceder a este plano de forma gratuita, tanto el proyecto base como las ampliaciones. De esta manera los que contraten la financiación pueden comenzar la construcción contratando directamente a los albañiles, sin la necesidad de buscar un ingeniero o arquitecto para que les realicen un diseño aprobable por el IPV.

Los primeros afortunados

Las casas pioneras con el diseño en el que el instituto lleva meses trabajando serán a través del sistema de Asistencia Financiera. Ya hay proyectados 5 barrios que estrenarán el nuevo modelo, que serán el del Sindicatos de Viales, AMECOM 4, UPCN  SOEVA Chimbas  y UDAP en Valle Fértil.

Los proyectos se encuentran avanzados y están iniciando la evaluación de terrenos. Esperan pronto comenzar con los trabajos de infraestructura, para tener todo listo antes de plantar la piedra basal de la primera de las modernas casas.

La identidad, el punto fuerte de los futuros cambios 

El nuevo interventor del IPV, Juan Pablo Notario, remarcó desde el principio su intención de cambiar los diseños de las casas y acentuar la idiosincrasia sanjuanina en la arquitectura del instituto Provincial de la Vivienda. Para seguir con estos planes, luego de presentar el nuevo diseño, explicó a Tiempo de San Juan cuáles son los próximos proyectos para cambiar el estilo de las construcciones.
Uno de los objetivos de la institución es concretar diseños especiales para cada departamento alejado. ES que según explicó el interventor, la idiosincrasia y el estilo constructivo de Calingasta o Jáchal no es el mismo del Gran San Juan, y quieren que cada departamento mantenga su identidad también en las casas que realiza el IPV.

En la ciudad de San Juan, siguiendo el estilo urbano, el IPV está trabando para generar un proyecto de edificios de departamentos con diseño especial. Para este proyecto no hay plazos concretos.
Las viviendas sociales están también en la mira “arquitectónica” de la nueva gestión del instituto. Es que están trabajando para adaptar los planos que ya están listos a estas viviendas, para que las mejoras lleguen también a los sectores que más lo necesitan.

Tiempo de San Juan

 

 


Artículos Relacionados