Economías regionales: Creen que seguirán siendo bajas las exportaciones de uva de mesa

El mes próximo ya empezarán a cosecharse en San Juan los primeros racimos de uva para consumo en fresco pero los sondeos en el sector indican que los envíos al mundo de la próxima temporada no se recuperarán y seguirán a la baja, una tendencia que se viene consolidando desde el 2012. La campaña pasada se exportaron sólo 4,5 millones de kilos un volumen considerado mínimo teniendo en cuenta que los tres años anteriores los envíos aún eran de entre 12 y 18 millones de kilos. Y muy lejos de su momento de auge que se ubicaba en los 50 a 70 millones de kilos. Un sondeo realizado entre cinco referentes del sector reveló que esta temporada el volumen que podría enviarse al mundo rondará sobre los 5 millones de kilos o menos. Incluso ya hay algunos exportadores que aseguran que esta industria está en serio riesgo de desaparecer. Otros dicen que podrá levantar cabeza, pero a largo plazo.

A pesar de que la cosecha está en puerta, aún hay mucha incertidumbre en el sector que no decide si exportar o no, porque dicen que se mantienen las causas que llevaron a este negocio al borde del precipicio: la falta de competitividad frente a sus rivales -Chile y Perú-, causado por los elevados costos internos, fletes y energía caros, servicios de exportación elevados, el tipo de cambio retrasado y aportes y contribuciones elevados.

El sector llegó a ocupar 20 mil personas en cosecha y empaque.

Otro freno es la bromuración que exige Brasil, que causa que la uva blanca llegue con menor calidad. De eliminarse esa obligación, ese destino podría captar unos 30 millones de kilos, calculan en la Cámara de Comercio Exterior. Además, hoy las grandes empresas como Expofrut o Patagonian Fruit han dejado este negocio, ante su rentabilidad negativa y quedan sólo tres frigoríficos de dimensión destacada -en 25 de Mayo, Caucete y Zonda- para procesar la fruta. En cuanto a los productores, han quedado los grandes, ya que los medianos y pequeños han ido desapareciendo o abandonado sus viñedos, con lo cual la producción de uva de mesa se achicó y se envía mayormente al mercado interno o se utiliza para la producción de pasas. Entre las dos variedades principales, Red Globe y Superior, San Juan llegó a contar con 7.000 ha y al sumar otras variedades llegaban a 10 mil ha.

 

 

Diferentes voces

 

JOSÉ “CATUCO” MOLINA – Pte. Caprovit y dir. Coviar

 

El año viene muy complicado y es un pena porque hay poca uva en Chile y Perú. Aquí hay muchos viñedos, sobre todo de variedad Superior, semiabandonados. Los que van a exportar son productores integrados verticalmente, que son los menos. Quienes tenemos esta uva no tenemos otra opción que prepararla, pero es un riesgo porque no se podrá exportar y hay dudas si va a haber consumo interno.

 

JUAN JOSÉ RAMOS – Pte. AVI

 

Uno de los problemas es la bromuración que pide Brasil, si lográsemos abrirlo habría un repunte. Otro problema es el atraso cambiario, no podemos competir con Perú y Chile, y el costo de electricidad para el frigorífico es mucha plata en costos fijos y no conviene para trabajar con poco volumen. Espero que se exporte un poco más que el año pasado, este año la uva viene sanitariamente bien, de buena calidad.

 

ADRIÁN SÁNCHEZ  – Prod. Cerro Blanco

 

Se va a exportar muy poco, algo a Brasil, muy poco a Europa y el resto a mercado interno, con volúmenes reducidos porque hay muchos parrales abandonados. ¿Si está tendiendo a desaparecer? Y sí, hoy el sector está en una expresión muy baja y competitivamente, seguimos tan mal como antes para exportar. Creo que además podremos tener un mercado interno sobreofertado, con precios malos de enero a marzo.

 

SANTIAGO GRILLO – Prod. Cono Sur

Las exportaciones vienen malas este año. Ya no somos competitivos en el mundo y hay varios factores. Quizá este año vamos a exportar algo más que la campaña pasada en que hubo heladas, este año hay más uva Superior, hay más producción; pero no somos competitivos. Y para enviar a Brasil hay que bromurar y no conviene. Es una estimación porque aún no se sabe, pero creo que no va ser un buen año.

 

ANTONIO GIMÉNEZ – Pte. Cacex

 

No creo que este negocio vaya a desaparecer, cuando recupere condiciones competitivas va a remontar, pero va a demandar mucho tiempo. Si se levanta la bromuración pueden salir 30 o 40 millones a Brasil y si la Unión Europea baja aranceles, repuntan los envíos. Este año es difícil estimar cuánto se va a exportar porque las decisiones se están demorando, otros años a esta altura uno más o menos tenía idea.

 

EDUARDO CORIA LAHOZ – Consultor- economista

 

Tardamos 15 años en desarrollar el mercado de uva en fresco, pero se perdieron los mercados por falta de competitividad y San Juan nunca llegó a desarrollar empresas exportadoras propias. Quizá se pueda recuperar en 10 años, pero el Estado va a tener que ayudar a armar la comercialización, como hace con el ganado y el tomate, si no se van a perder los productores y la gente que la sabe trabajar.

Diario de Cuyo


Artículos Relacionados