El Estado logró recaudar poco más de 7 millones de pesos con la moratoria del IPV

A un mes de que el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) lanzara una moratoria, 700 personas accedieron al plan para cancelar sus deudas y lograr el beneficio de descuentos en los intereses que se generaron. Por la movida, desde el 11 de diciembre y hasta la fecha, la repartición logró recaudar poco más de 7 millones de pesos, de los cuales, 3 millones fueron desembolsados en el momento, de contado y en un solo pago, por 395 morosos. El resto de los incumplidores se pondrá al día con los otros 4 millones a través del pago en las distintas cuotas que contempla el régimen.

La moratoria del IPV es una herramienta excepcional que decidió lanzar la gestión uñaquista a fines del año pasado con la intención de regularizar el pago de cuotas de todas aquellas personas que cuentan con un hogar otorgado por el Estado. Como gancho para atraer a los morosos, propuso importantes porcentajes de descuentos en los intereses, que varían de acuerdo a la cantidad de cuotas. Según las estimaciones oficiales, son 500 los millones de pesos de deuda que registra la repartición en sus cuentas y sólo la mitad de ese valor está representado por los intereses generados por la falta de pago. En la moratoria hay distintos mecanismos (Ver claves) y todo lo que se logre regularizar estará destinado a la construcción de viviendas. Por eso, desde el Gobierno apuntan a concientizar a que todos los morosos accedan a al plan, ya que de esa manera estarán ayudando a otros sanjuaninos a obtener la casa propia.

Por otro lado, la gestión uñaquista no descuidó a aquellas personas que están al día con la cuota del IPV y estableció un premio para ellos. Este grupo puede cancelar lo que le queda por pagar de su vivienda con un descuento del 20 por ciento sobre el monto total calculado. Hasta la fecha de corte, 437 cumplidores solicitaron conocer cuál es el monto que les queda por desembolsar para así acogerse al recorte.

Sobre el primer balance, Daniel Gimeno, subinterventor del IPV, indicó que “son buenos porque de no haber puesto en práctica el plan, hoy no tendríamos esos 7 millones de pesos”. Pero además sostuvo que “sabemos que pueden ser mejores porque mucha más gente se va a adherir con el paso del tiempo, aunque lo ideal es que vengan con antelación”.

Para poner en marcha el Plan de Regularización de Deuda, el IPV instaló oficinas especiales en la planta baja del Centro Cívico, en el ingreso por la plaza seca, y según la estadística, hasta el momento 1.826 adjudicatarios se han acercado hasta ese lugar. De ese total, 700 accedieron al programa y el resto se llevó toda la información para evaluar cual es el plan que más le conviene.

Gimeno recordó que el plan de regularización es por única vez y que tiene un plazo de finalización, el 30 de junio. Después de esa fecha, “no habrá otra chance”. Es más, el funcionario reconoció que hay gran cantidad de deudores, que el sistema actual es muy poco solidario y que “no puede seguir así”. Por otro lado explicó que hasta el momento no hay una decisión sobre qué sucederá con aquellos que no accedan al plan, pero que esa evaluación se va a hacer, aunque más adelante.

 

Adjudicatarios

 

48 Mil boletas de pago emite el IPV por mes. De ese total, el 66 por ciento de los adjudicatarios paga regularmente. Aunque la mayoría cuenta con deudas anteriores con la repartición y también son considerados morosos.

 

Atención

40 Es la cantidad de personas, en promedio, que el IPV atiende en las oficinas dispuestas especialmente para la moratoria. Las mismas están instaladas en la planta baja del Centro Cívico, tras el ingreso por la plaza seca.

 

Características de la moratoria

 

Destinatarios

Pueden acceder al plan todos los que tengan una casa del IPV o hayan obtenido un crédito de la operatoria individual, tanto si poseen deudas como si están al día. Quien desee ingresar a la moratoria debe concurrir a la planta baja del Centro Cívico, de 8 a 16 horas, con el DNI del titular de la vivienda.

 

Pagos

En un solo pago, el descuento de los intereses es del 100 por ciento. Los beneficios son diferentes para las cancelaciones en cuotas. En 6 se condona el 85 por ciento de los intereses adeudados; en 12 cuotas, el recorte es del 70 por ciento; en 18 se llega al 60 por ciento y en 24, el descuento alcanza la mitad de los intereses.

 

Beneficiarios al día

Se considera que una persona está al día con el IPV si debe hasta 5 cuotas de su vivienda. Ese beneficiario tiene la chance de cancelar la totalidad de su casa o del préstamo, en el caso de la operatoria individual, con el 20 por ciento de descuento sobre el monto total calculado. Casi 440 personas ya solicitaron esa información.

 

Pago anual y semestral

Es una modalidad de pago que se lanzó este año. Está dirigida a los beneficiarios que estén al día y que deseen abonar las boletas de todo el periodo anual, adelantado en uno o dos pagos. El que realice el pago anual obtendrá un 15 por ciento de descuento. Para el caso del pago semestral, el descuento será del 10 por ciento.

Diario de Cuyo


Artículos Relacionados