El Gobierno renovó el 54% de las Letes que vencen y pagará tasa del 4,99%

El Ministerio de Hacienda refinanció por licitación el 54% de las Letes que vencían esta semana y pagará una tasa de casi el 5%. El Gobierno renovó u$s 430 millones a través de las Letras del Tesoro en Dólares Estadounidenses a 182 días (con vencimiento el 8 de febrero de 2019), equivalente al monto máximo autorizado para esta licitación.

Se recibieron órdenes por u$s 532 millones de los cuales fueron adjudicados u$s 430 millones a un precio de corte de u$s 975,70 por cada u$s 1.000, lo cual representa una tasa nominal anual de 4,99%. Para las órdenes al precio de corte se aplicó un factor de prorrateo de 49,52%. Esta semana vencían u$s 800 millones de Letes.

El Gobierno licitó Letras del Tesoro (Letes) en dólares con el mecanismo que usó las últimas veces para pagar menos tasa: garantizar un piso de rendimiento y eliminar la restricción de relación entre el tramo competitivo y el no competitivo de la licitación.

Sin embargo, la tasa pagada en esta licitación es similar a la convalidada durante la corrida cambiaria de junio. En ese momento se llegó a pagar hasta el 5,5% de rendimiento anual en dólares. Ese porcentaje se logró reducir en las últimas licitaciones y gracias a este mecanismo, Hacienda pudo adjudicar Letes al 3,75%.

El rendimiento de las Letes surge de la diferencia entre el precio de suscripción y el valor nominal (al que se liquidan). Por eso, un precio más alto representa una tasa más baja; al fijarse un precio máximo, se establece al mismo tiempo una tasa mínima.

Como en la mayoría de las licitaciones, hubo un tramo competitivo (en el que hay que indicar precio, y el inversor que “adentro” o “afuera” según el precio de corte que determine Hacienda) y un tramo no competitivo (en el que el inversor “acepta” de antemano el precio de corte que se determine –esta vez con un rendimiento mínimo garantizado-).

Para esta licitación, como ya hizo en alguna otra oportunidad, el Gobierno dejó de lado la restricción de adjudicar en el tramo no competitivo como máximo el mismo monto que en el tramo Competitivo.

Ese mecanismo –garantizar un rendimiento mínimo y no limitar cuánto puede aceptar del tramo no competitivo, que es el que no pide una tasa determinada- le permitió las últimas veces al Gobierno tomar más fondos sin verse en la obligación de convalidar rendimientos más altos.


Related posts