El Petroyuan busca derrocar el dólar estadounidense

The Global Times, portavoz no oficial del gobierno chino, editorializa sobre el ‘petroyuan’ y su potencial para derrocar el dólar estadounidense como moneda de reserva mundial.

Desde hace años, China está buscando formas para internacionalizar su moneda y ganar internacionalmente el peso que corresponde a su economía. Desde muy distintos ámbitos, China lidera una serie de iniciativas que giran en torno a esta estrategia. Los esfuerzos invertidos en el éxito del Shanghai GoldExchange (SGE), la mayor bolsa de oro físico en China, es un ejemplo recurrente aunque quizá el éxito más palpable ha sido la inclusión del yuan dentro de la cesta de divisas de divisas que utiliza el Fondo Monetario Internacional. La iniciativa One Belt One Road- OBOR, de la que hemos venido hablando en OroyFinanzas.com es otra de estas herramientas, seguramente la más conocida e importante por el volumen de las inversiones presupuestadas. A modo de resumen, OBOR pretende crear redes de comercio en el continente Euroasiático, Medio Oriente y África. Es otra manera de reforzar el yuan y propiciar la globalización de la moneda, además de ganar peso específico en estas regiones.

Así que en esta estrategia, el lanzamiento del petroyuan, el pasado 26 de marzo, corresponde a un paso más en esta estrategia, aunque signifique competir en un terreno inexplorado que hasta ahora era coto privado del dólar. Hasta el 26 de marzo, el petróleo y el dólar estaban tan unidos como para formar la palabra petrodólar. Salvo contadas excepciones, cualquier país que quisiera comprar petróleo debe primero obtener dólares estadounidenses para pagar la factura. De esta forma se crea una demanda significativa de la moneda en los mercados financieros internacionales. Como resultado, el mecanismo del petrodólar ha desempeñado un papel fundamental en la generación de confianza mundial en el dólar, convirtiendo la moneda en una divisa global que ha beneficiado en gran medida a la economía de los EE. UU.

China es el mayor importador de petróleo del mundo, superando ya a los EE.UU. Y poder comprar la materia prima en yuanes parece una buena idea. Sin embargo, no parece que por el momento el dólar no cederá su actual dominio en los mercados petroleros. China y su moneda todavía deben generar confianza en los mercados internacionales y en este sentido ayudará mucho nuevas medidas de reforma y apertura, un crecimiento económico más sólido, un compromiso y aceptación de entes extranjeros y la liberalización de su política monetaria.

Pero en un escenario donde el mercado de futuros de crudo denominado en yuanes se establezca como un importante índice de referencia del petróleo con un volumen de negociación activo y una importante participación de inversores nacionales y mundiales, la aceptación del yuan chino como modo de transacción global aumentará significativamente, a la par que el papel del dólar perderá protagonismo. Y no es un escenario descartable, analistas esperan en el futuro una demanda suficiente de contratos de futuros por parte de clientes industriales y financieros porque puede ser una herramienta útil para administrar el riesgo y protegerse de la inflación. Ahora el mercado ofrece a las empresas de la economía real un instrumento de cobertura que puede reflejar mejor las condiciones del mercado en Asia.

En este escenario, la generalización de los precios y la comercialización del petróleo en yuanes -el “petroyuan”-, es donde los medios chinos señalan que –como efecto colateral o a consecuencia-, probablemente “hará tambalear la confianza de las personas en el dólar estadounidense”. Pero el objetivo declarado es fortalecer el valor del yuan chino en el mercado mundial.

Oro y Finanzas


Artículos Relacionados