El precio del oro y la plata seguirá aumentando

Los precios de oro, plata y platino van a seguir al alza durante la segunda mitad del año, debido a que las nuevas subidas de tipos de interés de la Reserva Federal y la escalada de tensión en torno a la guerra comercial entre los Estados Unidos y Europa van a incrementar la volatilidad en el mercado de los metales preciosos.

Según un informe del responsable de estrategia de commodities de TD Securities, Bart Melek, oro, plata y platino van a emprender un suave camino de subida durante la última parte de 2018.

“Teniendo en cuenta que el mercado espera al menos tres subidas de tipos más por parte de la Reserva Federal estadounidense durante lo que queda de año, con una parte importante del mercado apostando por cuatro subidas, es muy probable que le conjunto de los metales preciosos se comporten de forma mucho más volátil durante buena parte del año”, señala el analista.

De todas formas, desde TD Securities no creen que la Reserva Federal vaya a adoptar una política monetaria demasiado agresiva durante este año, ya que las perspectivas de una guerra comercial con Europa, Canadá y México, tras el anuncio de la imposición de aranceles sobre el acero y el aluminio, hacen que la Fed actúe con mayor cautela de lo esperado.

Según el analista, el precio del oro subirá hasta los 1.400 dólares la onza, el de la plata hasta los 19 dólares y el de los metales del grupo del platino por encima de los 1.150 dólares la onza para finales del año que viene.

La razón de este optimismo se debe a que, en opinión de TD Securities, los tipos de interés real y nominal no van a elevarse hasta niveles restrictivos, la demanda física e industrial debería crecer con la mejora de la situación económica global, mientras que la debilidad del dólar y la caída del suministro procedente de la minería deberían contribuir a la subida de precio de los metales.

Según el informe, el descenso del suministro de metales preciosos, en especial en los casos de plata y platino, y la caída de las reservas de oro van a contribuir a la subida de precios a largo plazo.

“Dado que solo existen unos pocos proyectos de envergadura en el horizonte, va a haber problemas para llegar al aumento de producción que se requiere para cumplir la demanda futura”, señala el informe. Una disparidad entre suministro y demanda que, en el plazo de tres meses, podría impulsar al precio del oro hasta los 1.360 dólares la onza.

De momento, el mercado está pendiente al próximo movimiento de la Reserva Federal estadounidense. El consenso sobre una nueva subida de tipos de interés en la reunión del próximo 13 de junio es del 86,3%.

El precio del oro ha subido después de cinco de las últimas seis subidas de tipos de la Reserva Federal y la caída de las últimas semanas es una razón más para pensar que una nueva subida de tipos puede desencadenar otro rally.

Oroinformacion


Artículos Relacionados