El stock de hipotecarios se duplicó en un año

Con fuerte impulso por parte de la modalidad UVA, los préstamos hipotecarios cerraron noviembre con un saldo de $ 114.481 millones y anotaron así un alza interanual del 96,82%. En el penúltimo mes del año, los créditos para compra de vivienda registraron un suba promedio de $ 9533 millones, lo que significó un avance mensual cercano al 10%.

Pese al avance de los últimos 12 meses, la penetración de los préstamos hipotecarios en Argentina sigue siendo muy baja en comparación con países de la región (especialmente Chile, México y Brasil). Sin embargo, la semana pasada Morgan Stanley estimó que el mercado hipotecario argentino será el de mayor crecimiento en toda Latinoamérica en los próximos 10 años. De acuerdo con el banco de inversión, la participación del crédito hipotecario en el PBI, que hoy es del 1%, pasaría al 12,2% hacia 2027. Según los cálculos de la entidad, el saldo pendiente de préstamos hipotecarios sería 37 veces más alto en 10 años y representaría el 27% del total de préstamos del sistema bancario.

Las líneas que indexan por inflación y otorgan más dinero con menos ingresos explican tanto las buenas perspectivas como que los hipotecarios muestren el mayor avance interanual entre todas las líneas crediticias. Sin embargo, Guillermo Barbero, socio de First Capital Group, alertó en un informe sobre los trascendidos que indican que algunos bancos (entre ellos, el Nación) estarían por subir las tasas de los hipotecarios: “El boom de esta línea de créditos podría verse afectado debido a las últimas medidas que tomaron las entidades donde las cuotas sufrirían un incremento del 10% aproximadamente y la suba de un 20% en el piso de ingresos exigidos al tomador”.

El especialista agregó: “Este alza de costos y la suba de precios en las propiedades hacen que el sector inmobiliario siga con preocupación la evolución de las ventas temiendo que las mismas se vean afectadas. En meses sucesivos veremos si el comportamiento de los tomadores se modifica y afecta a lo que fuese este año uno de los mejores aciertos de la política financiera”.

Más allá del desempeño de los hipotecarios, todas las líneas de crédito relacionadas con el ajuste por inflación vienen mostrando fuertes aumentos interanuales. En prendarios, que sumaron $ 2900 millones en noviembre, el alza de los últimos 12 meses fue de 68%. Contra octubre, en tanto, el incremento del stock fue del 3%.

Los préstamos personales, por su parte, sumaron en promedio $ 15.200 millones durante noviembre, lo que representó un mejora mensual de 4,6%. En términos interanuales, en tanto, el aumento del stock fue del 60%. “En esta línea de financiación las entidades que no ofrecían préstamos ajustables por UVA fueron desarrollando esta alternativa lo cual contribuye a que la colocación crezca mes a mes”, explicó Barbero.

Las más rezagadas en cuanto a crecimiento fueron las tarjetas de crédito, que registraron un alza de 5,6% en el mes. En los últimos 12 meses, en tanto, la financiación con plásticos aumentó un 26%. Así, las tarjetas casi siguieron el ritmo de la inflación que, según estimó la consultora OJF acumula un 20,3% en lo que va del año. A pesar de eso, podría tener cierto repunte el próximo mes debido a las compras de fin de año y la financiación de paquetes turísticos para el verano.

Cronista


Artículos Relacionados