El vanadío, el mineral que reabre las esperanzas mineras de Mendoza

Suave, blanco agrisado, maleable y de transición dúctil, puede ser la gran esperanza minera para Malargüe. Se trata del vanadio, utilizado principalmente en algunas aleaciones, cuya demanda y precios internacionales lo convierten en un material muy atractivo.

La empresa que está a cargo de las exploraciones es NewEra Metal Resources, cuya actividad se centra en la identificación de proyectos con potencial para la producción estratégica de metales en América Latina. Específicamente en Argentina, tiene intereses en Mendoza y Misiones.

En las últimas horas, la empresa difundió en sus redes sociales: «Tenemos una porción de terreno grande en el Departamento de Malargüe para vanadio y varios proyectos significativos de cobre». Ante esto, el subsecretario de Energía y Minería de Mendoza, Emilio Guiñazú, respondió: «¡Gran apuesta!».

Para aleaciones, el vanadio suele combinarse con otros materiales, como el cromo. De hecho, hay aceros «cromo-vanadio» que se utilizan para distintas industrias. Actualmente, el vanadio es un metal estratégico por los usos que tiene este mineral.

En este sentido, el 98% del consumo de vanadio se utiliza en forma de ferrovanadio para reforzar las aleaciones de acero que son ampliamente utilizadas para la construcción de autopartes, edificios, puentes, tuberías, vagones de ferrocarril, barcos y carrocerías de camiones.

Asimismo, el vanadio es insustituible por su papel en las aplicaciones aeroespaciales y, actualmente, el 50% es producido por China.

MDZol


Related posts