Elecciones en Brasil: Ministros brasileños renuncian para buscar refugio en el Congreso

En un lapso de siete días, dos miembros del Gabinete de Michel Temer en Brasil renunciaron a sus puestos para dedicarse a la campaña electoral.

El ministro de Industria, Comercio Exterior y Servicios, Marcos Pereira, dimitió ayer al cargo para pelear por la reelección como diputado en las elecciones de octubre de 2018. Lo mismo hizo hace una semana, Ronaldo Nogueira, que se desempeñaba como ministro de Trabajo.

En los últimos tres meses fueron cuatro en total los miembros del Gabinete que renunciaron, aunque los primeros dos lo hicieron por presiones de la agrupación a la que pertenecen, el PSDB (Partido de la Social Democracia Brasileña), que había abandonado la coalición de gobierno.

El primero fue el ministro de Ciudades, Bruno Araújo, que dio el portazo a mediados de noviembre. El ministro Jefe de la Secretaría de Gobierno, Antonio Imbassahy, lo hizo a comienzos de diciembre.

De todas formas la lectura también tiene un componente electoral. El PSDB abandonó a su aliado más por una estrategia política electoral que por desaveniencias con la política de gobierno.

La sangría muestra la debilidad del partido de gobierno PMDB que no puede retener a sus colaboradores.

Nogueira tomó la decisión luego de hacerse público el informe en el que se anunciaba la pérdida de 12.000 puestos de trabajo en un mes, tras la entrada en vigor de la reforma laboral. El ex funcionario, que pertenece al conservador Partido Laborista Brasileño (PTB), argumentó motivos personales al presentar su dimisión, aunque se sabe que quiere disputar su reelección como diputado. En tanto, el diputado por el estado de Maranhao, Pedro Fernandes, asumirá el cargo en Trabajo.

En el caso del ministro de Industria y Comercio Exterior, la renuncia se produce luego de que se informara el mayor superávit de la balanza comercial en la historia de u$s 67.000 millones y de que se anuncie que la industria mejoró su capacidad instalada de producción y genera nuevos empleos y nuevas inversiones.

“Señor presidente, le agradezco inmensamente la confianza, me enorgullece la invitación para que permanezca en el cargo hasta el 31 de diciembre próximo, pero necesito dejar el ministerio para dedicarme a asuntos personales y partidarios”, afirmó el ahora ex ministro.

Pereira es un pastor evangélico que preside el derechista Partido Republicano Brasileño (PRB) y que aclaró que, pese a su renuncia, tanto él como el PRB seguirán apoyando las reformas impulsadas por el gobierno de Temer, entre ellas la polémica reforma al régimen de jubilaciones, “y todo lo que sea bueno para el país”.

Cronista


Artículos Relacionados