En que consiste el reempadronamiento del IPV

Saber a ciencia cierta cuántas son las familias sanjuaninas que están esperando una vivienda es el objetivo del IPV, que lanzó un reempadronamiento para conocer este dato y diseñar en base a esta información los planes de entrega de casas. Esta medida, con la que se venía amagando desde hace varios años, comenzó a materializarse y ya está abierto el reempadronamiento en el Cívico. Hasta marzo del 2018 se podrá completar la información requerida. 

Todos los inscriptos que se encuentren en la dulce espera y que vivan en el Gran San Juan deben concurrir a las oficinas de la planta baja del Centro Cívico en horario de 7 a 16 mientras que aquellas personas que vivan en departamentos alejados deben esperar la llegada de las oficinas móviles.

Para el reempadronamiento solo hay que llevar el DNI de todos los integrantes del grupo familiar. Con los administrativos del IPV, se llenará una declaración jurada, en la cual se dejará constancia sobre cuánto cobran los miembros de la familia, la vivienda que habitan actualmente (si es de material o no).

Actualmente la oficina móvil se encuentra en Jáchal, pero irá rotando por distintos departamentos alejados.

“Prevemos que el padrón se limpie, es importante destacar que la gente que está inscripta hace muchos años van a continuar teniendo como fecha de inscripción cuando se anotaron originalmente”, indicó Juan Pablo Notario, director del IPV.

En las oficinas móviles y en el Cívico informarán sobre créditos para construcción de viviendas, pago de cuotas y para inscribirse en caso de no haberlo hecho ya.

 

 


Artículos Relacionados