¿Es el oro también el refugio de los criptoinversores?

La extraordinaria volatilidad del mercado bitcoin está llevando a algunos inversores en criptomonedas a refugiarse en el oro físico en momentos de tormentas en la cotización.

La brusca bajada del precio de bitcoin estas últimas semanas está descubriendo un nuevo patrón entre los inversores. Con el desplome de la cotización de bitcoin, las ventas de monedas de oro en CoinInvest con sede en Francfort se quintuplicaron. Así lo ha hecho saber a Bloomberg,  Daniel Marburger, el director de una empresa dedicada a la venta de monedas y lingotes de oro. “Ayer fue un día de locos. Los correos electrónicos y los teléfonos no se detenían. Todas las llamadas preguntando como podían convertir sus criptomonedas en oro”. CoinInvest vendió casi 30 kilogramos de oro, con un valor de $ 1,2 millones en el mercado spot. Marburger cree que los lingotes de oro físicos también atraen a los inversores de bitcoins porque ambos activos tienen mucho en común. “Ambos están limitados en cantidad, son fáciles de comercializar y puedes almacenarlos de forma descentralizada” pero con el oro no hay “contraseñas que puedas perder, la volatilidad es mucho menor, tiene un crecimiento sostenible y al final puedes tener tu inversión en tus manos”

Una situación similar fue tuvo lugar en Irlanda, en la sede de GoldCore LTD, donde los clientes han estado sacando dinero de las criptomonedas y comprando oro físico durante los últimos tres meses. El director de GoldCore, Mark O’Byrne, compartió sus impresiones con Bloomberg, “les preocupaba que caída masiva de los precios fuera insostenible y se pusieron nerviosos al respecto. Cada vez más personas se están dando cuenta de que estos activos digitales tienen niveles de riesgo mucho más altos que el activo tradicional de refugio seguro como es el oro”

Hace algo más que un mes, publicábamos el anuncio de APMEX, empresa líder en el mundo en la venta metales preciosos, de aceptar Bitcoin como medio de pago para las compras on-line de metales preciosos. Facilitar a los nuevos millonarios del mundo cripto una diversificación de su riqueza puede extenderse en otras industrias. A esto se dedica también, Ross Norman, un comerciante de oro con una tienda escondida en una esquina de Londres frecuentada por las clases altas. Comenzó a intercambiar oro por bitcoin a través de un intermediario hace tres meses. La descripción de Norman de sus nuevos clientes es como si estuvieran avergonzados por sus fortunas recién ganadas. “Estamos viendo comercios al norte con ventas de un millón de libras cada dos semanas”, señala Norman, quien conviene que “ha sido una buena incorporación a nuestro negocio en un período en el que la demanda física de oro por fuentes más tradicionales ha disminuido”.

Como vemos con estos nuevos comportamientos, la relación entre el mercado del oro y bitcoin es algo más distinta que cuando los expertos preguntaban si estaba bitcoin matando al oro.

El oro, en las últimas semanas y apoyado por la caída del dólar, ha logrado subir un 7,5% mientras que bitcoin bajó un 40% desde máximos de diciembre si bien ahora parece estar estable en torno a los 10.000 euros. Hace un año Bitcoin superaba por primera vez la barrera de los 1.000 euros.

Oro y Finanzas


Related posts