¿Está Bitcoin matando al oro?

El nacimiento de bitcoin y otras criptomonedas ha creado un nuevo ecosistema de inversión que todavía está dando sus primeros pasos pero si logra consolidarse y extenderse de forma global, ¿podría asestar un duro golpe al mercado del oro?

La gente ha utilizado el oro durante miles de años por sus características intrínsecas: es portátil, duradero, anónimo, divisible, y valorado en todo el mundo. Y lo más importante para muchas personas, el oro no puede “imprimirse” por los gobiernos como las actuales divisas fiat. Un razonamiento similar guía a los fans de las criptomonedas. Son usuarios por las mismas razones. Sobre todo, fascina la idea de poseer dinero que no está controlado por los gobiernos. Y es evidente que este interés se ha reflejado constantemente en el aumento del precio de Bitcoin.

¿Puede Bitcoin u otras criptomonedas suplantar al oro en los corazones y las mentes de aquellos que valoran la privacidad, el buen dinero y la libertad?

Marin Katusa trata de responder estas cuestiones recurrentes aportando una serie de datos que están al alcance de todo el mundo. En primer lugar, la inversión de dólares estadounidenses en ambos mercados, en el del oro y las criptomonedas. En los últimos 30 días, el mercado de futuros del oro ha superado los 1,3 billones de dólares en negociación, una cantidad muy superior al mercado de las criptomonedas. En el mercado de futuros del oro están presentes principalmente grandes compañías o instituciones financieras, empresas especializadas o el dinero institucional de algunos gobiernos que por el momento permanecen ausentes en el mercado de las criptos. Pero esta situación cambiará, muchos de estos inversores que todavía están ausentes de este mercado acabarán entrando en el ecosistema de las criptos, así como fondos de inversión cuando las regulaciones y seguridades lleguen a este mercado.

Por otro lado, el inversor minorista medio accede al mercado del oro a través de intermediarios como pueden ser de ETF pero al mismo tiempo una buena parte de los potenciales compradores de ETF de oro ya están presentes en el mercado de las critomonedas y ellos mismos gestionan sus compras. El mercado de las cripto está abierto 24 horas al día, 7 días a la semana. El dinero nunca duerme en el mundo criptográfico porque las casas de intercambios siempre permanecen abiertas. En el mercado de futuros de oro se opera 24 horas al día durante 5,5 días a la semana mientras que el mercado para el ETF está abierto sólo 6.5 horas al día, 5 días a la semana.

Otro indicador de interés suelen ser Google. En los últimos 12 meses, las búsquedas de Bitcoin han crecido enormemente y si nos fijamos en la tendencia desde 2011 comprobamos como mientras el interés en el precio del oro se mantuvo estable (con algunas excepciones salvajes), Bitcoin, que vino de la nada, ha experimentado un crecimiento rápido.

Para Marin Katusa, Bitcoin y otras criptocurrencias sí están extrayendo dinero de los mercados del oro y “creo que el interés en criptos sólo crecerá en el futuro”. Pero para ello, y lograr atraer billones de dólares al mercado de las criptomonedas tendrá que venir las regulaciones y a pesar de no ser del gusto de los más libertarios defensores de este nuevo universo tecnológico, “sucederá”. Ese será el paso definitivo para que esta nueva e incipiente industria de un salto defintivo. Bitcoin y todas las demás criptocurrencies están ganando fuerza, tal como muestra claramente los volúmenes de negociación y los datos de búsqueda de Google así que “quieran o no, los actores en el mercado del oro y los inversores de oro, tienen un nuevo competidor importante en forma de criptocurrencias”.

 


Artículos Relacionados