¿Están los inversores de oro pasándose a Bitcoin?

El análisis de algunos datos de ambos mercados y la evolución de los mismos abre la puerta a que algunos analistas estén llegando a esta conclusión

Larry McDonald, jefe de macroestrategia en ACG Analytics es de los que piensan que la ruptura de una tendencia clave en el mercado de oro podría tener un responsable llamado Bitcoin. Para el analista, que el ETF Market Vectors Gold Miners Index (GDX) haya caído casi un 15 por ciento desde sus máximos de septiembre, mientras que el oro se encuentre a los niveles bajos registrados a finales de julio es una circunstancia “rara” que merece la pena ser tenida en cuenta. “En los últimos dos años, cada vez que bajaron los rendimientos, y esta semana bajaron, el oro subió y casi siempre ha habido una correlación del 82 por ciento entre el oro y los bonos”. Sin embargo, esta semana, por primera vez, “esa correlación se ha roto y creo que tiene algo que ver con el bitcoin”.

Y esto puede ser sólo el comienzo de una tendencia negativa para el mercado del oro, derivado del rápido crecimiento que esta experimentando el ecosistema de las criptomonedas en general y bitcoin en particular. “Si se suman todas las criptomonedas y el oro líquido que hay en el mercado en este momento, las criptomonedas en la capitalización bursátil ahora representan el 23 por ciento del oro comerciable líquido” y esta circunstancia representa “un aumento de 2 o 3 por ciento respecto a hace un año”. La conclusión del analista es que definitivamente, “las criptomonedas se están comiendo el oro”. De hecho, mientras que el oro ha caído más del 2 por ciento en el último mes, Bitcoin ha logrado duplicar su valor es ese mismo espacio de tiempo.

Además estamos asistiendo a circunstancias nuevas en todo este ecosistema criptoeconómico, como el reciente lanzamiento de los contratos de futuros de bitcoin. Y también puede ser clave para la evolución de uno y otro mercado, en un futuro próximo, y en un sentido u otro. Con los primeros contratos emitidos en la CBOE, el bitcoin continuó su tendencia alcista y se cotizó cerca de los $ 16.800 mientras que el oro, seguía cerca de sus mínimos de julio. Pero Phillip Streible, estratega senior de mercado de RJO Futures, expone otra posibilidad en sentido opuesto y a su vez determinante y clave para el futuro del oro. “Si de repente vemos que los futuros de bitcoins entran en una caída libre y colapsan, el oro se beneficiará” y los inversores regresarán al oro como inversión segura, y “almacén de valor”. Así que aguardaremos a la siguiente fecha clave que no es otra que el próximo 18 de diciembre, cuando el El Chicago Mercantile Exchange (CME Group), la mayor institución en el mercado de derivados del mundo lancé también sus contratos de futuros de bitcoin.

Oro y Finanzas


Related posts