Fiscal General de Brasil denuncia a Dilma y Lula por asociación ilícita

El fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, denunció ante la Corte Suprema del país a los expresidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff por el presunto delito de organización criminal, en el marco de la causa “Lava Jato”.

Según el periódico “O Globo”, el fiscal general incluyó en la denuncia a los exministros de Roussef y Lula da Silva, Guido Mantega y Antonio Palocci, lo mismo hizo con la senadora Gleisi Hoffmann, con el alcalde de Araraquara, Edinho Silva, y con Joao Vaccari Neto, extesorero del Partido de los Trabajadores.

Dilma Rousseff: destituida, pero no inhabilitada. La denuncia se desprende de una investigación que averigua si el Partido de los Trabajadores formó una organización criminal para desviar dinero de Petrobras. Según el fiscal, todos son sospechosos de “promover, constituir, financiar o integrar, personalmente o por terceras personas, organización criminal”, cuya pena en Brasil es de tres a ocho años de prisión más una multa económica.

Esta es la primera vez que la ex presidenta Rousseff, suspendida de su cargo, aparece como implicada en una supuesta trama de corrupción. De acuerdo con “O Globo”, la fiscalía detalló en un comunicado que “por lo menos desde mediados de 2002 hasta el 12 de mayo de 2016 los denunciados integraron y estructuraron una organización criminal durante el período en que Lula y Dilma Roussef sucesivamente titularizaron la presidencia del república para cometer delitos, en especial contra la administración pública en general”.

La denuncia de Janot es la segunda que realiza contra presidentes o exmandatarios en el país. En junio, el fiscal denunció ante la Corte Suprema al presidente Michel Temer por lavado de dinero y corrupción pasiva, también en el marco del proceso “Lava Jato”, que desde hace más de tres años investiga supuestas tramas de corrupción entre empresarios y políticos del país.

La respuesta de Lula. Luego de enterarse de la  nueva denuncia en su contra, el expresidente Lula calificó de “persecución” y “acción política” la medida adoptada por el fiscal.
“Es el punto más alto de una campaña de persecución contra el expresidente llevada adelante por sectores del poder judicial que actúan como partidos políticos”, indica un  comunicado dado a conocer como respuesta a la denuncia.

Por su parte, el abogado del ex mandatario, Cristiano Zanin, declaró que desconoce los detalles de la denuncia. “Es un ejemplo más del mal uso de las leyes para perseguir al expresidente Lula, que no cometió ningún crimen y mucho menos participó de alguna organización criminal”, afirmó.

AE

 


Artículos Relacionados