Fuerza laboral en minería chilena ¿Cómo se prepara para el futuro?

La demanda de trabajadores específicamente para la construcción de proyectos por un lado y el impacto de las nuevas tecnologías en las competencias requeridas por la industria minera, son aspectos a considerar a la hora de hablar de fuerza laboral. Según datos del Consejo de Competencias Mineras, en un escenario de mediano plazo, la incorporación de nuevas tecnologías a los procesos mineros requerirá de 86 nuevas competencias.

2018 ha significado un año de optimismo para la industria minera, que tras un periodo de contractura del mercado, hoy está con nuevos aires, lo que se ha visto reflejado en el retomar algunos proyectos mineros que habían quedado en carpeta, aunque con cautela. En este escenario, temas como la demanda de fuerza laboral calificada para el sector vuelve a tomar fuerza, pero con nuevas variables.

De ello da cuenta el Consejo de Competencias Mineras (CCM), quien desde 2012 viene publicando las perspectivas de demanda y brechas de capital humano calificado para el sector minero. Al respecto, Sofía Moreno, gerente del CCM, señala  que “la demanda ha tendido a estabilizarse respecto a mediciones previas, en un marco donde se ha mantenido el número de proyectos en carpeta y donde las empresas apuntan a mejorar productividad en función de diseños en la gestión y la incorporación de tecnologías”.

En este escenario, sin embargo, “proyectamos que a 10 años la gran minería necesitará más de 29 mil trabajadores nuevos, con un peak en el año 2021 de más de 6.000. De estos nuevos trabajadores que se requerirán, casi el 40% se asocia a la implementación de proyectos nuevos” agrega Moreno.

En cuanto a los perfiles que demandará la industria, las mayores brechas se identifican, ante todo, en mantenedores mecánicos, operadores de equipos móviles y operadores de equipos fijos. También se demandarán más supervisores de mantenimiento, mantenedores eléctricos y profesionales de mantenimiento.  Con esto datos, explica la gerenta del CCM, “nos referimos a que identificamos una brecha dado que las proyecciones de egreso y titulación son menores a los trabajadores que requerirá la minería en estos perfiles”.

Demanda laboral en nuevos proyectos e impacto de nuevas tecnologías

El Consejo de Competencias Mineras además está próximo a publicar un estudio focalizado en la demanda de trabajadores específicamente para la construcción de proyectos. “La construcción tiene una dinámica y requerimientos diferentes a la operación minera, sin duda genera una parte relevante en la demanda de personas para el sector minero” indica Sofía Moreno.

Por otra parte, este año el CCM preparó un estudio clave para los tiempos que vivimos, y que se refiere al Impacto de las Nuevas Tecnologías en las Competencias Requeridas por la Industria Minera. “El estudio concluye que, en un escenario de mediano plazo, la incorporación de nuevas tecnologías a los procesos mineros requerirá de 86 nuevas competencias para operar y mantener estos, lo que implica un aumento del 30% de las competencias requeridas actualmente” puntualiza Moreno.

En este sentido, vemos que en lo que respecta a requerimientos de capital humano, la industria enfrenta desafíos tanto desde una perspectiva cuantitativa como cualitativa, lo que supone un importante ajuste en los programas de capacitación y formación para minería, de tal forma que sean capaces de responder a los requerimientos de la industria. Desde el Consejo de Competencias Mineras (CCM), con el apoyo experto de Fundación Chile, estamos realizando varias iniciativas que buscan aportar a este ajuste, y ofrecer alternativas y oportunidades laborales de calidad y formación permanente.

Dentro de estos programa la Plataforma Eleva,  de carácter público – privado, ha tomado fuerza como la primera Plataforma de asistencia a la Formación Técnica para la minería. En esta iniciativa participan 30 Liceos TP, 11 Instituciones de Educación Superior y 15 OTEC en el ajuste de sus programas a los requerimientos de la industria, declarados a través del propio CCM. “Apuntamos a que los programas que participan en ELEVA logren reforzar su calidad y pertinencia, de manera de poder optar a la obtención de un Sello de Calidad CCM y, sus egresados, a poder realizar una práctica laboral significativa en el sector minero” sostiene la gerente del Consejo de Competencias Mineras.

Portal Minero


Related posts