Glencore vs. Pelambres: el fiscal no ve contrabando en la contaminación de la escombrera

El fiscal federal general Francisco Maldonado opinó que no existe el delito de contrabando agravado en la contaminación que hizo la empresa chilena Los Pelambres en el lado sanjuanino de la cordillera de los Andes, donde montó una gigantesca escombrera ilegal.

De esa manera, Glencore, la empresa responsable del terreno contaminado, sufrió un revés judicial. La semana pasada había hecho la denuncia para que se investigue un nuevo hecho en el marco de la causa que instruye el juez federal Leopoldo Rago Gallo.

Ése juez federal le corrió vista al Ministerio Público Fiscal de la Nación para que, como representante de la sociedad en el proceso, emita su opinión. Y ahora se confirmó que para el fiscal no hay un nuevo delito.

El fiscal federal Maldonado entendió que el relato de los hechos es el mismo que hizo la empresa Glencore, dueña del proyecto El Pachón, en la denuncia orginal que dio inicio a la causa. Por lo tanto, el fiscal entendió que la conducta es la misma, que no hay algo nuevo para investigar.

La empresa Glencore pretendía que a Los Pelambres también se la investigue por contrabando agravado, un delito con una pena de 4 a 10 años de prisión, porque creen que metieron ilegalmente al país productos como los neumáticos de gran porte ya en desuso. Y entienden que es agravado porque las pericias ya dijeron que se contaminó el suelo.

Uno de los argumentos del fiscal federal Maldonado para decir que no hubo contrabando fue la postura de Aduanas, cuando intervino en la retirada de los neumáticos contaminantes desde San Juan hacia Chile y en ningún momento ésa instituación dijo que el ingreso de los mismos hubiera configurado el delito de contrabando.

De todas maneras, más allá de la posición del fiscal federal Maldonado, el juez federal Rago Gallo puede tener una visión distinta y configurar ese delito en el momento que lo considere conveniente. Aunque generalmente se respeta la posición del fiscal.

Cabe recordar que los ejecutivos de Los Pelambres están siendo investigados por «contaminación (art. 55 de la ley 24.015), usurpación de propiedad privada (art. 181, incisos 1 y 2 del Código Penal Argentino), y usurpación de aguas (art. 182, incisos 1, 2 y 3 del Código Penal Argentino)». El delito de usurpación tiene pena de hasta 10 años de prisión.

Glencore, que en un principio fue querellante en la causa tras realizar la denuncia, luego fue sacada de ese rol porque también sus ejecutivos quedaron en la mira: no se entiende por qué dejaron pasar tanto tiempo para denunciar, si la escombrera ilegal se formó entre el 2007 y el 2012 y recién denunciaron en el 2014.

Tiempo de San Juan


Related posts