Inversores festejan que la candidatura de Lula quede en duda

La bolsa de Sao Pablo cerró con una suba del 3,72% y su índice Bovespa alcanzó los 83.680 puntos, un nuevo récord, animado por el juicio que condenó al expresidente Luiz Inacio Lula da Silva a 12 años y un mes de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero.

El parqué, que se impuso sobre el récord alcanzado el pasado lunes de 81.675 puntos, ascendió vertiginosamente después de los anuncios de cada uno de los tres jueces que ratificaron la condena contra el exmandatario de Brasil (2003-2010) en una causa relacionada con el escándalo en la petrolera estatal Petrobras. La decisión, adoptada por un tribunal de segunda instancia de Porto Alegre, abre la puerta a la inhabilitación política de Lula y deja en manos de la Justicia electoral su posible candidatura presidencial.

Ante el escollo a la candidatura del líder en las encuestas, los inversores llevaron a la bolsa a alcanzar hoy su mayor suba en quince meses y al dólar su mayor caída en doce meses.

En el mercado de cambio, el real brasileño se apreció un 2,43% frente al dólar, moneda que fue negociada a 3,158 reales para la compra y 3,160 reales para la venta en el tipo de cambio comercial, en un reflejo del buen ánimo.

Esto ratifica lo expresado por los analistas quienes sostienen que los inversores apuestan por un candidato presidencial que defienda las reformas del actual gobierno. Lula ahora podría no estar apto para presentarse a las elecciones bajo la ley brasileña “Ficha Limpa”, que prohibe que sean candidatos políticos cuyas condenas hayan sido confirmadas por un tribunal de apelación. Sin embargo, una corte electoral debe tomar una decisión final sobre una candidatura y solo lo haría una vez que un candidato se haya registrado.

Lula puede apelar la decisión del tribunal de apelaciones de Porto Alegre, posiblemente evitando la cárcel y consiguiendo el tiempo suficiente para inscribir su candidatura antes de la fecha límite del 15 de agosto.

Con la atención centrada en el juicio, el mercado externo pasó a un segundo plano y tuvo poco impacto en los resultados de la jornada cuyo volumen negociado fue de 15.695,2 millones de reales (unos 4.966,8 millones de dólares), una cifra bastante alta según los analistas.

Con 1.524.799 contratos efectuados, las acciones más negociadas fueron las ordinarias del Banco de Brasil (7,93%) que también se ubicaron entre las más apreciadas.

Le siguieron las preferenciales de la petrolera estatal Petrobras (5,74%), las de los bancos Bradesco (5,43%) e Itau (4,81%) y las ordinarias de la minera Vale (2,23%).

Los mejores precios de la jornada lo obtuvieron la Empresa Energética de Brasil (Eletrobras), cuyas acciones preferenciales alcanzaron una subida del 9,69% y las ordinarias del 7,83%.

Por su parte, la empresa de comercio pormenorista Via Varejo llegó con sus unitarios a un subida del 8,85% y las acciones ordinarias de las tiendas por departamentos Luiza ascendieron 8,13%.

En el terreno negativo estuvieron las acciones ordinarias de la papelera Fibria (-3,43%), las nominales de la también comercializadora de papel Suzano (-0,95 %) y las ordinarias de la operadora de tarjetas débito y crédito Cielo (-0.92%).

Cronista

 


Related posts