Jujuy busca aportar el 22% de litio al mercado mundial

Más de 170 años después del hallazgo de la pepita en Coloma, California, que derivó después en lo que se conoció como la “fiebre del oro”, otro metal podría generar en esta zona del mapa un correlato con aquel episodio definitivo en la historia económica de los Estados Unidos: el litio. Para entender la potencialidad de este elemento, que se utiliza fundamentalmente para la fabricación de baterías para celulares, dialogamos con Carlos Oehler, titular de Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado (JEMSE). Veamos los tramos más salientes:

Periodista: ¿Qué está haciendo Jujuy para hacer más atractivas las inversiones a partir de las condiciones naturales que tiene?

Carlos Oehler: Jujuy ha tenido un retroceso llamativo en su vida productiva, porque durante años no se había diversificado la matriz. La llegada de (Gerardo) Morales al gobierno abrió una perspectiva diferente, porque sustentando en ese concepto incorporó actividades que no formaban parte siquiera de la conciencia de los propios jujeños: el desarrollo de las energías renovables, en concordancia con el boom que se da a nivel mundial, y del litio.

P.: ¿Cuántas zonas de aprovechamiento tiene Jujuy?

C.O.: En honor a la verdad, desde 2009 hay dos empresas que ya vienen trabajando, EXAR S.A. y Sales de Jujuy, aunque ésta última es la única en la provincia que ya produce carbonato de litio. Hay cuatro salares: Guayatayoc, Salinas Grandes, Cauchari y Olaroz.

P.: ¿Cuál es el volumen actual de producción?

C.O.: El proyecto de Olaroz de Sales de Jujuy tiene una producción de 12.500 toneladas, con una proyección anual de 14.000 toneladas. Si sumamos los 25.000 anuales que produce Catamarca, estamos en el orden del 15% del mercado mundial de litio, con la perspectiva en ambos casos de duplicar producción.

P.: ¿Y qué marca la agenda?

C.O.: EXAR prevé invertir 420 millones de dólares en una planta que, a futuro, puede llegar a producir unas 55 mil toneladas, lo que haría que Jujuy produzca el 22% del mercado mundial de litio.

P.: ¿Qué impacto ambiental tiene esta actividad?

C.O.: El tema más complejo es el de los acuíferos de las salinas. El proceso implica una extracción y una reinyección de la sal muera, pero los estudios técnicos indican que no tiene consecuencias negativas en el ambiente. Los estudios hidrológicos demuestran que la situación está equilibrada, pese a las quejas de los lugareños.

P.: ¿Cuántos puestos de empleo se generan?

C.O.: Sales de Jujuy tiene una planta de 600 empleados, más 300 indirectos en mano de obra local porque tiene un efecto multiplicador. Se han creado más de 36 emprendimientos locales vinculados a servicios para la empresa. El último dato sobre facturación de servicios de planta de enero a agosto de 2018, muestra que estas empresas locales facturaron 169 millones de pesos. Para la zona es una inyección de recursos sumamente importante.

P.: ¿Y para la provincia qué ganancia representa?

C.O.: La ganancia se traduce en las regalías que va pagando la empresa y que se van ajustando. El año pasado la provincia obtuvo 52 millones de pesos por regalías, más las tasas retributivas por el servicio.

P.: El año pasado la Provincia suscribió un contrato de sociedad con la empresa italiano SERI GROUP para construir una fábrica de celdas de litio y baterías en Jujuy. ¿En qué estado está?

C.O.: En diciembre la provincia de Jujuy, a través de la minera estatal JEMSE se asoció a SERI y ya se trabaja en el desarrollo de la primera etapa del montaje, que es el armado de las baterías aquí en Jujuy con celdas importadas. Luego la segunda etapa sería la instalación de la fábrica de material activo a partir de un acuerdo que tenemos con ambas productoras de litio en Jujuy, por una preferencia de ventas de hasta el 5% de la producción que tienen para agregarle valor localmente. Y la tercera etapa, finalmente, es la fábrica de baterías completa.

P.: ¿Qué impacto tendrán en el sector la devaluación y la suba de las retenciones?

C.O.: La crisis no nos ayuda en términos generales. Pero es una cuestión discutible, que depende también de cuánto se exporta y de cuánto representa el gasto en la estructura del costo de la empresa. Están divididas las opiniones.

P.: ¿Qué países consumen más litio?

C.O.: China, Japón, Corea y los EE.UU. son los consumidores por excelencia.

P.: Cuando se habla del litio se lo define como “oro blanco”. ¿Es realmente así?

C.O.: Yo soy menos optimista. Los recursos naturales sólo representan riqueza cuando se transforma en algo comercializable. Y desde el recurso natural hasta el ‘algo comercializable’ hay todo un proceso, que en el caso del litio tiene una ventana temporal muy definida. Tenemos la suerte de estar en un lugar donde hay una abundancia importante del litio como recurso natural, pero si no llevamos adelante los procesos de exploración, no definimos la factibilidad económica real y los transformamos en explotaciones que nos permitan tener un producto vendible, el tren se nos va de la estación y nos vamos a quedar con todo el recurso guardado donde está y no vamos a poder aprovechar el momento.

P.: ¿Y de qué depende?

C.O.: En el caso de Jujuy hay una suerte de necesario acuerdo con quienes son los titulares superficiarios de todos los yacimientos. Porque si bien constitucionalmente los recursos son de las provincias, acá hay una cuestión de vínculo muy cuidado entre el Estado y las comunidades originarias. Entonces uno de los factores tiene que ver con encontrar a los inversores interesados y darles las condiciones propicias para que vengan a invertir en la Argentina y particularmente en Jujuy.

Después tenemos que convencer a las comunidades originarias de las ventajas que tiene una minería responsable, comprometiendo al Estado por cuidar lo ambiental y que lo que derrame de esa explotación minera quede mayoritariamente en lo local. Las empresas tienen que entender que el negocio no debe ser solo para ellas, sino que tiene que haber un beneficio social y económico para las comunidades locales y para la provincia. Lo trabajoso de este sistema es encontrar ese equilibrio para que ese emprendimiento pueda funcionar adecuadamente y pueda ser sostenible.

AF


Related posts