La CGT convocó a un paro el viernes en contra de la reforma previsional

“El viernes va a haber paro. Va a ser un parazo”, le dijo un dirigente de la CGT a El Cronista minutos después de que algunos de los integrantes del Consejo Directivo de la central obrera anunciaran formalmente el plan de lucha acordado: el apoyo a la movilización al Congreso durante el tratamiento de la ley de reforma previsional y paro de 24 horas a partir de las cero horas del viernes.

La reunión se convocó hoy mismo. De urgencia, los integrantes del Consejo Directivo fueron llegando a la sede de Azopardo de la central sindical. Fueron de la partida dos de los tres integrantes del triunvirato, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña, Francisco ‘el Barba’ Gutiérrez, Jorge Sola, Oscar Rojas, Julio Piumato, Omar Maturano, Argentino Geneiro, Sandra Maiorana, Sergio Romero y Rodolfo Daer. El triunviro Héctor Daer no estuvo presente porque está fuera del país, pero apoyó la decisión. Pablo Moyano, secretario gremial de la CGT, tampoco formó parte de la reunión porque está de viaje en Brasil por el partido que disputará hoy Independiente con Flamengo en Río de Janeiro.

“La CGT, declarada a partir de este momento en sesión permanente, va a seguir de cerca todos los acontecimientos y para el día de mañana está acompañando y avalando todas las expresiones sociales y sindicales que se van a manifestar en el Congreso, y va a declarar un paro de 24 horas después de que se inicie el tratamiento y la eventual aprobación de la ley de reforma previsional”, dijo pasadas las 18:15 Schimd, titular del gremio de Dragado y Balizamiento.

Minutos después tomó la palabra el otro dirigente de la cúpula sindical, el estacionero Acuña, que remarcó que la decisión del plan de lucha era una “continuidad” con el mandato que tenía el Consejo Directivo luego del Comité Central Confederal.

 Además, le mandó un mensaje especial a los legisladores: “Les pedimos a los diputados que dicen ser peronistas que no puede ser que quieran arreglar problemas de las provincias con la plata de los remedios y los alimentos de los jubilados“.

En el mismo momento en el que la CGT definía sus pasos a seguir, también estaban reunidos los dirigentes de la Corriente Federal, liderada por el bancario Sergio Palazzo, que es parte de la CGT pero no del Consejo Directivo, para defrnir su propio plan de lucha.

“El triunvirato se acercó a la posición de la Corriente Federal”, le dijo una fuente gremial a este medio, en alusión a la posición más crítica de los sindicatos conducidos por Palazzo y que confluyeron junto a Pablo Moyano y las dos CTA en una masiva movilización el 29 de noviembre cuando el Senado comenzaba el tratamiento de la modificación del sistema previsional.


Related posts