La industria automotriz local busca exportar más allá de Brasil

La crisis por la que atravesó Brasil en los últimos años hizo pensar a la industria automotriz argentina que tenía que posar sus ojos más allá de su principal importador, y explorar nuevos mercados como Chile, Colombia, México y también otros menos tradicionales, como Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y África del Norte.

Un dato a tener en cuenta es que 15 países importan, en conjunto, tres cuartos de todas las ventas mundiales de autos. Ello permite advertir cuáles son los países a los que podría dirigirse la Argentina, si quisiera reducir su dependencia de Brasil, para reenfocar el potencial exportador de automóviles.

Marcelo Elizondo, director de la consultora DNI, dice que los países que aparecen con mejor potencial son Canadá, Australia, Arabia Saudita y México. “Los primeros, porque son países sin una gran exigencia de volumen y escala. Luego, Arabia Saudita lo es porque permite el acceso al mercado con menor exigencia cualitativa. Y México, porque está en la región, se puede prever trabajar dentro de acuerdos bilaterales y las terminales que trabajan allí también lo hacen aquí”, explica el consultor.

Pero tampoco hay que desechar el potencial mercado africano. Rodrigo Pérez Graziano, director de Relaciones Externas y Comunicación de Groupe PSA Argentina (Peugeot y Citroën), confirma que su empresa está interesada en acceder al norte de África. “Son los países con los que necesitamos negociar acuerdos de libre comercio, ya que hoy no podemos acceder por la carga de aranceles que se superponen con las dificultades que atravesamos en cuanto a la competitividad del sector. Para ello, necesitamos trabajar junto con el Gobierno, para avanzar en este tipo de tratados”, afirma el ejecutivo.

Contar el caso de Toyota es como ratificar esta tendencia que se está dando respecto de nuevos mercados. Daniel Herrero, CEO de la firma en la Argentina, confiesa que pensaron que era muy riesgoso depender solo de Brasil, una vez asumido el compromiso de no despedir gente por problemas económicos. “Por eso, buscamos desarrollar otras plazas y ahí tuvimos que salir a competir con Tailandia, armamos un departamento de comercio exterior y fuimos fabricando «trajes a medida» para cada mercado, lo que nos dio una ventaja comparativa”, señala el ejecutivo.

Actualmente, Toyota exporta 93.000 pickups Hilux por año (lo que representa US$ 3000 millones) a toda América latina (excepto México). Y su próximo paso sería exportar a México, lo que significaría la venta de otras 18.000 unidades. Para eso, la tarea no es menor: en la planta de Zárate hacen una Hilux cada 97 segundos. “El 70% de lo que fabricamos en la Argentina lo exportamos, no hay otra forma de que cierre el negocio”, afirma Herrero.

Y ahora el plan es ir evolucionando con alguna edición especial de la Hilux, con intención de exportar a Sudáfrica, Europa o el norte de África. “Ahí, uno tiene que ser competitivo, tener un vehículo atractivo para esos mercados y hacer todo el trabajo de aprobación en Japón, para que nos autoricen a vender a esos mercados”, detalla el directivo.

Al poner la lupa en la exportación, las pickups dan que hablar. Un dato no menor: en el primer semestre de este año, las exportaciones de pickups subieron 37% frente al primer semestre de 2016 y representaron el 61% del total de envíos de vehículos. “Gran parte de este crecimiento fue explicado por destinos fuera de Brasil, a los cuales la Argentina exporta casi en su totalidad pickups (90% de los envíos extrazona). Los destinos más dinámicos fueron los bloques de América Central y Chile-Perú-Colombia, que explicaron casi el 90% del incremento de las exportaciones de este tipo de vehículos entre 2016 y 2017″, señala el Monitor de la Economía Real, que publica el Ministerio de Producción de la Nación.

El crecimiento de los destinos extrazona responde a decisiones estratégicas de las automotrices: en algunos casos, para posicionarse definitivamente en nuevos mercados (América Central) y en otros, para redireccionar parte de las ventas que iban a Brasil (México, Australia, Sudáfrica, Chile, Perú y Colombia). Los modelos argentinos (Hilux, Ranger, Amarok) son pickups medianas que compiten en estos mercados con otras fabricadas en Brasil, Tailandia y México, que tienen una escala de producción más alta y menores costos laborales.

En tanto, Ford muestra una foto parecida a la de Toyota. Según cuenta Carlos Galmarini, su director de Comunicaciones, exportan su pickup Ranger a toda América latina. En el ranking de destinos con más volumen, México y Chile le siguen en importancia a Brasil. “La fábrica de Pacheco tiene la Ranger para toda América latina y el Focus para el Mercosur”, precisa el ejecutivo.

Ford define a nivel mundial qué planta abastecerá a qué mercado y eso no se cambia. Según afirma Galmarini, esperan exportar más a Colombia a partir del 1° de diciembre, cuando entre en vigencia el acuerdo de comercio automotor firmado entre la Argentina y ese país. “Por eso, Colombia es uno de los mercados que pueden crecer en el futuro, ya que habrá arancel cero para una cuota anual de ventas”, concluye.

En su análisis de potenciales mercados a los que la industria automotriz argentina podría llegar, Elizondo incluye a Turquía y Rusia, que importan 1,3% y 1,2% del volumen global, respectivamente, y que podrían ser muy atractivos.

“Además, en la región hay países de atractivo por su demanda local y porque son regionales: Chile y Colombia, por la compatibilidad, por la cercanía (aunque la profundidad de esos mercados no sea tan grande) y por la posibilidad del acceso con preferencias arancelarias negociadas”, analiza el consultor.

Otra que se sube a la ola de mercados no tradicionales es Mercedes-Benz, que vende su modelo Sprinter a Brasil, Chile, Colombia, Paraguay, Perú, Uruguay, Estados Unidos y Canadá. “Las exportaciones a los mercados de América del Norte comenzaron en 2016. Se trata de un hecho histórico para la industria argentina: Mercedes-Benz es la primera automotriz local que exporta vehículos a Estados Unidos”, dice Gustavo Castagnino, director de Relaciones Institucionales de la compañía.

Según cuenta Castagnino, estas nuevas exportaciones compensaron en 2016 significativamente la importante caída de ventas a Brasil, lo que permitió asegurar el empleo local, manteniendo dos turnos de producción e incorporando operarios adicionales. Por otra parte, en 2019 comenzará a fabricarse en la Argentina la Clase X, la pickup de Mercedes-Benz, y desde aquí será exportada al mercado latinoamericano. La producción de la Clase X se realizará en el marco de la alianza Renault-Nissan.

La inquietud por buscar mercados que suplan en parte la caída de ventas a Brasil no es menor. En la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa), dicen que se trabaja en la mejora de acceso a mercados en los que ya hay presencia (como varios destinos de la Comunidad del Caribe, Caricom: Guatemala, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, etcétera).

“Asimismo, se está trabajando en negociaciones de libre comercio con mercados del norte de África como Túnez, Marruecos, Argelia y Egipto. Los aranceles que se manejan varían entre 5% y 16% [bajo la estrategia de “Nación Más Favorecida”], excepto Túnez, que aplica un arancel más elevado para comerciales, de 20% a 30%. Actualmente se trabaja en una misión junto a Cancillería, Producción y Comercio para el primer trimestre de 2018″, contaron en Adefa.

Según esta entidad, es el envío a nuevos mercados (principalmente de América latina y de América Central) lo que hace que se profundice la tendencia observada a lo largo del año, que tiene que ver con el crecimiento significativo de las exportaciones (151.087 unidades en los que va de 2017; 15.371 más que en 2016).

Abrir nuevos mercados no es fácil, pero la tarea comenzó: es necesario trabajar en materia de competitividad no solo en lo referido a los costos de fabricación; también hay que atender temas como los costos logísticos, la mejora de acceso a mercados y la consideración de la casa matriz en la asignación de destinos, para que sean abastecidos desde la Argentina.

Las cifras de la extrazona

37%

Crecimiento

Es lo que creció la exportación de pickups en el primer semestre del año versus igual período de 2016; el 90% de esa suba se debió a mercados que no son Brasil

93.000

Volumen

Es la cantidad de pickups Hilux que Toyota exporta por año a América latina. Espera vender pronto 18.000 más a México

35,2%

Participación

Es el porcentaje de las exportaciones de automóviles argentinos que tienen por destino mercados no tradicionales.

La Nación


Artículos Relacionados