La obra del nuevo hospital mental está avanzada y la primera etapa se inaugura en 2018

La empresa constructora ha recuperado el tiempo que originó la demora por modificaciones al proyecto original. El ministro de Salud visitó el obrador y recibió el informe del avance de obra.

“Por ahora se construyen dos pabellones para los internos, la obra está bastante avanzada y confiamos inaugurar la primera etapa el próximo año”, sostuvo el Jefe de la División de Salud Mental, el doctor Manuel Brant.

La obra del nuevo hospital Mental de la provincia tiene a la vista avances notorios. El ministro de Salud Pública, Dr. Cástor Sánchez Hidalgo, visitó la obra junto al Dr. Manuel Brant, la nueva directora del nosocomio, Dra. María Laura Tamarit y el jefe del obrador de la empresa Galvarini y Asociados.

En un primer recorrido, las autoridades pudieron visitar el área de servicios, comedor, consultorios externos y servicio de urgencia. Posteriormente, los dos pabellones de mujeres que están a altura de techo y pronto se comenzará con la obra fina.

“Creemos que en dos o tres meses más arranca la parte fina, y para el año que viene estaríamos en condiciones de inaugurar la primera etapa. La segunda etapa es en el sector sur, donde ya se comenzó con la obra gruesa y eso demorará poco más de un año. En total serán seis pabellones con los que contaremos”, anticipó el Dr. Brant.

Una de las mejoras sustanciales, para la salud mental de la provincia, es el aumento de pacientes a atender. “La capacidad actual es de 60 pacientes, acomodando un poco el espacio de rehabilitación y haciendo unas reformas estructurales, hemos duplicado la cantidad, sin embargo el nuevo edificio tendrá capacidad de 200 camas”.

El complejo contará con un edificio principal con espacios destinados para recepción, área de urgencias, de consultorios, áreas de administración, comedor, lavandería, espacio para médicos de guardia, etc. Asimismo, se incorporará un sector de casas de pre-alta, espacios para eventos culturales y talleres artísticos.

Los sectores ya existentes, correspondientes a pabellones de laborterapia e internación, serán restaurados, remodelados y reciclados para destinarlos a las actividades recreativas y culturales mencionadas.


Artículos Relacionados