La UIA mostró preocupación por fuerte contracción en el sector y pidió medidas al BCRA

En la última junta directiva, representantes sectoriales y regionales de la Unión Industrial Argentina mostraron su preocupación por la actualidad del sector debido a la coyuntura económica, las altas tasas de interés y a la dificultad de acceder al financiamiento. Además, señalaron que junio cerró con una caída del 8%, mientras que en julio la baja fue del 5% y la capacidad instalada se ubicó en el 60%. Las pymes y las economías regionales, las más golpeadas.

La inestabilidad de la economía producto de la volatilidad cambiaria y del aumento de la inflación, tiene su correlato en gran parte de la sociedad. Y los industriales no están ajenos. Desde la UIA señalaron que en los últimos meses la coyuntura impactó con fuerza en el sector pyme y en las economías regionales.

La última reunión de la Junta Directiva culminó con un llamado de alerta y preocupación por las caídas registradas en los meses de junio (8%) y julio (5%). Allí, señalaron que tal golpe al sector se debe principalmente a las elevadas tasas de interés y pidieron medidas al BCRA y otras instituciones para poder acceder al financiamiento con el fin de recomponer la cadena de pago y promover la producción.

Asimismo, hicieron hincapié en “avanzar en una agenda que permita morigerar las dificultades que tienen las pymes industriales para hacer frente a las facturas de energía eléctrica y gas”.

Otro de los puntos analziados en la reunión fue el Presupuesto 2019. A propósito de esto, señalaron la necesidad de trabajar con el Congreso para diseñar medidas que reduzcan el impacto de la volatilidad económica. Por un lado, pidieron que se garantice el cumplimiento pleno de los compromisos asumidos por parte de las provincias en el Pacto Fiscal.

Además, que se permita el ajuste por inflación en los balances y dar cumplimiento al cronograma de la reforma tributaria para que puedan imputar una porción del impuesto a los Débitos y Créditos a cuenta de Ganancias.

“Con respecto a la suba de derechos de exportación, medida impulsada luego de la reciente reducción de reintegros para las manufacturas con mayor valor agregado, se planteó la necesidad de readecuar el esquema de incentivos de manera de fomentar la producción y exportación de productos con mayor valor agregado, y que incorporen empleo local. Asimismo resulta imprescindible que se reconsideren los plazos y mecanismos de pago, llevándolo a 120 días de realizado el embarque”, señalaron desde la UIA.

En igual línea, volvieron a insistir sobre la necesidad de que la AFIP “suspenda por 120 días la aplicación del scoring (SIPER) y, además, se incremente el volumen del financiamiento al sector hasta tanto desciendan las tasas de interés”.

En cuanto a las economías regionales, la entidad industrial marcó como primordial “restituir los beneficios previstos en el Decreto 814/01”.

Por último, destacaron la convocatoria a la primera reunión del Consejo de Monitoreo y Competitividad de la pyme prevista en la ley referida al sector. Este se reunirá mensualmente para debatir y abordar problemáticas a solucionar y medidas que den impulso a las pyme, como la Ley PyME 2.0 que prevén enviar en 2019 al Congreso.


Related posts