Las perspectivas entorno a la demanda de capital humano en la minería del cobre al año 2028

En la actualidad, cerca de 5,9 millones de toneladas de cobre son enviados fuera de nuestras fronteras anualmente, cifra la cual se espera que incremente en los próximos años, según proyecta la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), que sitúa las exportaciones de cobre en 6,3 millones de toneladas en los siguientes diez años.

Para lograr ese objetivo, el crecimiento previsto en esta materia irá de la mano con el mayor número de mano de obra que se necesitará en torno al commodity.

Esto es lo que refrenda el estudio “Capital Humano actual y proyección de necesidades en la mediana minería del cobre en Chile”, elaborado por Cochilco el cual prevé un alza del 20% de trabajadores para el período 2018-2028 en las distintas áreas y funciones del subsector de la industria.

Para el gerente de Estudios de SONAMI, Álvaro Merino, el alza en la demanda de capital humano es totalmente factible, “debido a que la potencialidad de desarrollo y crecimiento para la mediana minería es enorme, particularmente en la producción de nuestro principal producto minero y de exportación como es el cobre”.

En cuanto a los factores que explicarían este incremento, Merino señala que “se explicaría fundamentalmente por la inversión de este segmento productivo que, de acuerdo a estudios de Cochilco, contempla una inversión del orden de los US$2.000 millones”.

Trabajadores propios y externos

La encuesta elaborada por Cochilco fue respondida por el 81,8% de las empresas de mediana minería del país y al analizar estos datos centrados en labores propias o externas los resultados muestran que las dotaciones de trabajadores son similares, con 5.329 y 5.530 respectivamente, lo que equivale a una tasa de un contratista por cada colaborador interno.

Al respecto, el director de Estudios Públicos y Políticas Públicas de Cochilco, Jorge Cantallopts, sostiene que este fenómeno es atribuible a la búsqueda de una producción más flexible con base en proyectos en desarrollo, así como también a las condiciones de mercado que se van enfrentando. “Esto es relevante para las empresas de mediana minería, ya que como tienen una escala productiva e ingresos menores a los de la gran minería, tienden a ser más sensibles a variaciones en el precio del cobre, así como de sus insumos productivos”, afirma Cantallopts.

Y añade: “Contar con fuerza laboral externa permite la capacidad de adaptación rápida de acuerdo a las condiciones de mercado, y esta mayor flexibilidad termina ayudando al control de costos y favoreciendo la sustentabilidad del sector”.

La automatización no afectará la demanda de capital humano

Uno de los sectores donde se ejemplifica de mejor manera la convivencia con la automatización es en la industria minera, donde se ha logrado mejorar la productividad de cada una de las faenas, gracias a la implementación exitosa de maquinarias, equipos, transporte de carga, además del uso de vehículos autónomos.

El estudio de Cochilco detalla, que en mediana minería, la automatización por obras continúan siendo bajos, con labores manuales y mecanizadas en cada una de sus operaciones. Ante esto, advierten que “el trabajo mecanizado es por lejos el que concentra el mayor uso, con un 70% de preponderancia. Sin embargo, se proyecta una disminución al 57% al 2028”.


De igual manera, se aprecia un aumento del trabajo tecnologizado (desde un 7% en 2018 a un 19% en 2028), mientras que manual alcanzaría un incremento de 15% a un 20% en 2028, relacionado a la mayor cantidad de trabajadores que se presentaría en un futuro.

En este escenario, desde Cochilco mencionan que “los resultados no reflejan una posible sustitución entre capital físico -dada por una mayor tecnología- y capital humano”.

A juicio del gerente de Estudios de SONAMI, Álvaro Merino, el alza de nuevas tecnologías en los procesos productivos de la mediana minería “no necesariamente implica sustitución de empleo por capital, sino que dado el nivel de desarrollo de este segmento productivo ello se traduce en un cambio en la composición de la ocupación, es decir, cambian las competencias del personal requerido para la operación lo que se traduce en niveles de empleo similares pero con conocimientos acordes a esa nueva estructura”.

“Si hay incrementos en la inversión ello se manifestará en definitiva, en mayor dotación de personal que es precisamente lo que concluye el estudio de Cochilco”, puntualiza Merino.

Proyectos de Mediana minería

En la actualidad, Chile cuenta con una cantidad importante de proyectos pertenecientes a la mediana minería, los cuales se encuentran en distintas etapas de desarrollo y que están en la base de proyectos de Portal Minero.

Entre estas iniciativas se puede encontrar el proyecto Tovaku (Ex Puntillas Galenosa), considerado un centro de recursos mineros de unos 500 millones de toneladas métricas de cobre y que actualmente está en etapa de ingeniería básica o factibilidad

En tanto, en la comuna de Vallenar, se trabaja en la Normalización de la Planta Vallenar de Enami, proyecto que está en proceso de tramitación ambiental. La iniciativa busca extender la vida útil de la faena, que está operativa desde 1973.

En la comuna de Diego de Almagro, en la Región de Atacama, está el proyecto Diego de Almagro, cuya inversión estimada bordea los US$597 millones, y se encuentra en fase de ingeniería básica o factibilidad.

Por último, en la Región de Coquimbo, y también en etapa de ingeniería básica o factibilidad, está el proyecto El Espino. Esta iniciativa está considerada en la cartera de inversiones de la Oficina de Gestión de Proyectos Sustentables del Ministerio de Economía.

Portal Minero


Related posts