Las retenciones impactan en minas sanjuaninas y afectaría 5.000 empleos

La decisión del Gobierno nacional de volver a aplicar retenciones a la minería tendrá como consecuencia, además del freno a nuevos planes de inversión, la pérdida de puestos de trabajo en emprendimientos que están cerca del cierre pero en los que se trabajaba para prolongar la etapa de vida útil y que ahora están en duda, según revelaron ayer fuentes del Ministerio de Minería. En el caso de San Juan se trata de Casposo en Calingasta y Gualcamayo en Jáchal, que entre ambos suman 5.000 puestos de trabajo, entre los directos y los indirectos. Junto con Veladero, en Iglesia, son los principales proyectos de minería metalífera en marcha en la provincia.

Tras la llegada de Cambiemos al Gobierno en 2016, el sector había sido beneficiado por la eliminación de impuestos que gravaban la venta al exterior de su producción. Incluso el anuncio para el país lo hizo el presidente Mauricio Macri en su primera visita a San Juan, desde la localidad calingastina de Barreal. La medida generó que muchos desarrollos pudieran prolongar su vida útil, se intensificara la exploración y se potenciaran los estudios de prefactibilidad. Pero ahora la preocupación es la vuelta de una carga que significa el pago de 4 pesos por cada dólar exportado en concepto de retenciones, a lo que se suma al resto de los tributos que ya paga la industria, como son los cargos específicos como las regalías representativas de un 3% del valor de la producción y otros aportes por montos variables según el proyecto.

Recién enterados de la decisión en el gobierno provincial habían calificado la decisión como un “retroceso”, mientras que ayer el ministro de Minería, Alberto Hensel, dijo que “además de poner en riesgo puestos de trabajo disminuye las expectativas de exploración. En definitiva es una medida recesiva”.

Las cifras que las empresas invierten en exploración venían en constante aumento en los últimos años. Según fuentes oficiales, en la campaña 2015-2016 ascendieron a 23 millones de dólares, en la campaña 2016-2017 fueron 53 millones de dólares, en la campaña 2017-2018 se trata de 57 millones de dólares y para la próxima temporada se proyectaban invertir entre 76 a 82 millones de dólares, que ahora están en duda porque cambiaron las reglas de juego.

Otro efecto fue que el alivio fiscal había dado lugar a un elevado número de propuestas de inversiones, en la mayoría de las provincias mineras del país, incluida San Juan. Pero ahora, con la vuelta de las retenciones, el desarrollo de varios emprendimientos han quedado en zona de riesgo.

Según datos que manejan en el Gobierno local, el impacto de las retenciones a nivel país por los proyectos que no prolongarán su vida útil y porque se desalientan nuevas inversiones pone en riesgo unos 12.000 puestos de trabajo.

Fuentes empresarias dijeron que anoche se reunirían en la Cámara Minera para emitir un comunicado respecto de retenciones. Los hombres fuertes de la minería no quisieron hablar acerca de los beneficios que les ha acarreado la estampida del dólar de los últimos días “porque no está cuantificado”. En la Nación aseguran que la suba del billete verde equipara la pérdida del regreso del gravamen.

En San Juan, por ejemplo, las exportaciones mineras representaron el año pasado unos 300 millones de dólares, que ahora están en riesgo, a lo que hay que sumar la compra de bienes y servicios que generó la actividad en el 2017, que fueron otros 100 millones de dólares. En total suman por lo menos unos 400 millones de dólares que están en peligro por la vuelta de las retenciones. En esa cuenta no se contabilizan, por ejemplo, el pago de IVA, Ganancias y aportes previsionales que genera la actividad.

 

Nuevo director
Marcelo Álvarez, un ejecutivo con amplio conocimiento de la industria minera y con más de 15 años de trayectoria en el relacionamiento comunitario, político y diplomático, asumirá en el cargo de director Ejecutivo para Argentina a partir del próximo 1ro de octubre, según informó la empresa Minera Andina del Sol.

 

Pérdidas millonarias

La vuelta de las retenciones en la minería tendrá un impacto negativo de casi 2.000 millones de dólares, que grandes firmas mineras del mundo anunciaron que invertirían en el país en nuevos proyectos durante los próximos cinco años. Los datos son parte de un trabajo elaborado en la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM), que agrupa a las principales firmas mineras del país.

Según el informe, se sumaría pérdida de competitividad internacional y un alto perjuicio a las economías regionales, principalmente de provincias como Jujuy, Catamarca, Salta, San Juan y Río Negro, entre otras. Según las compañías, la eliminación del pago de retenciones colaboró con que algunos proyectos extendieran su vida útil, como Bajo la Alumbrera (en Catamarca). El sector prevé que este año las exportaciones mineras aumenten alrededor de 2,2% por mayores ventas al mundo de oro y litio.

Diario de Cuyo


Related posts