Los factores que para el Gobierno explican la caída de la economía

El INDEC difundió este martes el Estimador Mensual de la Actividad Económica correspondiente al mes de mayo, del cual se desprende una caída de 1,4% con respecto a abril y del 5,8% interanual, la peor baja en nueve años. Se trata de una cifra alarmante pero esperada por el Gobierno. El viceministro de Hacienda Guido Sandleris hizo hincapié en tres variables para explicar el descenso: sequía, devaluación y el huelga camionera de Brasil.

Sandleris habló al respecto de las cifras del organismo y señaló que “la caída del 5,8 es un número muy grande ya que impactó de pleno la sequía”. En ese sentido, el funcionario remarcó que “esa fue la principal causa”.

La incidencia del agro en el dato final representa el 5.76 de los 5,8, ya que fue el sector de mayor caída con un 35%. Para Sandleris, “toda la caída del EMAE se puede explicar por el agro”.

“El agro te lo explica todo, pero uno podría decir que a lo mejor los otros sectores podrían haber empujado para arriba, pero qué pasó. Ahí tuvimos dos grandes cosas: uno fue la tormenta financiera, la suba de tasas, riesgo país y se sumó un tercer factor que fue la huelga de camiones en Brasil que generó una caída muy fuerte en mayo de dicha economía de más del 3% interanual”, profundizó.

El funcionario de Hacienda sostuvo que “todo impactó en mayo” pero agregó que cuando se observa hacia adelante “algunos de esos factores no van a estar”. El funcionario avizoró para el informe sobre junio el final del impacto de la sequía, pero seguirá vigente la devaluación de la moneda y el impacto de Brasil.

“Nosotros esperábamos un segundo trimestre flojo en términos de actividad, no es ninguna sorpresa ya que por la sequía sabíamos que iba a ser flojo, se le sumó la tormenta financiera y la caída de la economía de Brasil y fue una tormenta perfecta”, destacó el Secretario de Política Económica.

En cuanto a los números del tercer trimestre, Sandleris dijo que habrá “mucha recuperación del agro” pero seguirá el impacto negativo de los demás sectores. En términos desestacionalizados remarcó que se espera un período “negativo” pero con “una pequeña caída”.

Por último, añadió que con respecto al cuarto trimestre, la actividad económica “se estabiliza y comienza a haber algunos indicadores favorables” con una proyección de 0,5%-0,6% para el total del año que “dependerá un poco de lo que pase en el mundo. Qué pase con la actividad en Brasil, y que pase con los países emergentes, debido a la volatilidad internacional”.

Un punto importante a la hora de hablar sobre la evolución de la economía es el aumento de precios. Al respecto, Sandleris dijo ser “optimista para el próximo año” debido a que el dólar “está más competitivo” y el BCRA concretó “el fin del financiamiento al Tesoro que era una expansión de dinero”.

En ese sentido, también se apoyó en las propuestas del nuevo ministro de Energía Javier Iguacel para regular la transferencia de los aumentos en tarifas al ingreso de los trabajadores: “Iguacel va a hacer un calendario para que suavice el impacto del aumento de las tarifas en el bolsillo de la gente”.

AF


Artículos Relacionados