Los inversores institucionales ya pueden invertir en criptomonedas

Desde que a fines de 2017 el precio de la criptomoneda más conocida, el bitcoin, escaló a pasos agigantados (arrancó el año en u$s 1000 y rozó en diciembre los u$s 19.000), los inversores empezaron a prestarle más atención a las opciones del sector. De hecho, hasta los grandes bancos de inversión empezaron a incluir a las monedas digitales en sus informes.

Por eso es que Ripio, la empresa cripto más grande de Argentina, lanzó su propia mesa de inversiones OTC (over the counter) apuntando al mercado de traders institucionales. Por motivos regulatorios, la billetera de Ripio tiene un límite máximo de $ 500.000 anuales, de manera que los inversores institucionales, o aquellos de mayor poder adquisitivo, se quedaban afuera. Desde la compañía indicaron que, a diferencia del servicio para usuarios individuales, los montos máximos para Ripio OTC surgen de la documentación que presente el cliente, información que debe respaldar esos fondos.

“El interés de los grandes jugadores de Wall Street en las criptomonedas crece de forma exponencial debido a su utilidad a la hora de diversificar el riesgo y su baja correlación con los instrumentos tradicionales, lo cual abre la puerta a nuevas estrategias de inversión”, subrayaron desde Ripio.

Actualmente existen 287 fondos de inversión en criptomonedas, 175 más desde el año pasado, cuando en 2016 solamente existían 20 fondos de este tipo. Cabe destacar que Goldman Sachs está a punto de abrir su propia mesa de trading exclusivamente dedicada a criptomonedas, mientras que otras grandes firmas, como JP Morgan, se encuentran en el mismo camino.

Como se esperaba, la entidad mantuvo la tasa de referencia en el 40% ante la suba de precios de junio. Igual asegura que la inflación se desacelera. Ahora la decisión de tasa se tomará una vez por mes, por votación y con publicación de cómo votó cada integrante del comité.

“El mercado institucional local dispuesto a invertir en criptomonedas requería un producto con herramientas que no se ofrecía de manera profesional en Argentina. Ripio OTC nace con este objetivo; aportar profesionalismo, liquidez y precios adecuados al sector”, señaló Sebastián Serrano, fundador y CEO de Ripio.

En 2017, algunas de las principales mesas de OTC del mundo operaron alrededor de u$s 4.000 millones, con operaciones que van desde los u$s 75.000 a los u$s 250.000. “Si bien en Argentina los volúmenes se encuentran por debajo de estos montos, los números crecen diariamente, a medida que el país se perfila como uno de los principales hubs fintech de América Latina”, aseguró la compañía.

Hoy el ticket promedio de Ripio OTC ronda los u$s 50.000; teniendo en cuenta que el mínimo para OTC son $500.000, unos u$s 17.000, los montos promedio representan el triple.

Cronista


Artículos Relacionados