Los sectores de combustibles y generación de energía eléctrica emplean a casi 2 millones de personas

El informe de energía y empleo de Estados Unidos 2019, publicado recientemente, revela que los sectores de combustibles y generación de energía eléctrica emplean a casi 2 millones de personas. El reporte incluye una gran cantidad de datos, no solo sobre lo que las personas producen en materia energética, sino también sobre dónde los empleadores prevén tensiones en el crecimiento y la contratación. Surgen algunas tendencias —incluso en la industria petrolera— de que los empleos en el sector de servicios representan una industria en crecimiento. Para explorar esta dinámica de servicios es importante comenzar con la escala de empleo en los tres principales sectores de combustibles: petróleo, gas y carbón.

Uno de estos sectores, el petróleo, es mucho más grande que los otros y emplea a más de 600.000 personas. El gas y el carbón en conjunto emplean solo a 345.000. Los empleos en minería y extracción representan más de la mitad del empleo total en cada sector de combustible; en el carbón, son casi las tres cuartas partes. Una cuarta parte de todo el empleo relacionado con el petróleo está en los servicios; en el carbón, la cifra llega apenas a la mitad. El informe también examina las dificultades de contratación de cada sector en los últimos 12 meses, pero por industria dentro del tipo de combustible. Reagrúpelos por sector de combustibles —como lo he hecho aquí— y surgen algunas tendencias útiles.

La primera tendencia es que la minería y la extracción son trabajos relativamente difíciles de llenar. Sin embargo, se hace más difícil en el gas y es más fácil en el carbón, donde el 50 por ciento de los trabajos se cubren sin ninguna dificultad. En el comercio al por mayor, la distribución y el transporte, la contratación es aún más difícil en todos los ámbitos, pero es más difícil en el gas. Casi igual de difícil es contratar para roles de servicios profesionales independientemente del tipo de combustible. Ese hallazgo me llevó a otro conjunto útil de datos de la encuesta: la expectativa de los empleadores sobre el crecimiento del empleo en 2019. Si bien la mayor parte de los empleos en cada uno de estos combustibles está en la minería y la extracción, los empleadores esperan un crecimiento más rápido en los servicios. El sector del gas natural espera, además, un crecimiento significativo en el comercio mayorista, la distribución y el transporte. Empresas argentinas quieren generar su propia energía limpia.

También vale la pena analizar el empleo en la generación de energía. Aquí, los sectores son más pequeños, pero las cifras plantean algunas preguntas útiles para los empleadores que buscan nuevas contrataciones y para los legisladores que buscan robustecer las fuerzas de trabajo. En cuanto a tecnología, la energía solar es ahora el mayor empleador en el sector de generación energética. La energía solar emplea a 242.000 personas; la energía eólica emplea la mitad, pero casi el mismo número que emplea la energía a gas.

¿Cuál es la conclusión entonces? La energía solar y la eólica tienen la mayor proporción de su fuerza laboral empleada en el sector de construcción y, además, la distribución más uniforme en otras industrias. Si trabaja en la generación de energía nuclear, existe un 75 por ciento de posibilidad que trabaje para una empresa de servicios públicos. Sin embargo, si trabaja en energía solar, existe un 50 por ciento de posibilidad que trabaje en construcción (como en la edificación de centrales eléctricas, por ejemplo), pero tiene casi la misma probabilidad de trabajar en manufactura, distribución y transporte de comercio mayorista o servicios.

La energía eólica mantiene una distribución similar de empleos, aunque con menos personas trabajando en construcción y más en manufactura. Exxon usará energía eólica y solar para producir crudo en Texas El resultado esconde un buen engaño, en cierta manera. Los sectores más grandes en la generación de energía eléctrica también emplean a las personas de manera más equitativa en los trabajos no relacionados a los servicios públicos. Para quienes buscan trabajo, las energías solar y eólica ofrecen la más amplia gama de oportunidades, y ofrecen a los formuladores de políticas la más amplia gama de especialidades para aprovechar, ya sea en el campo o en la parte administrativa. Esta columna no necesariamente refleja la opinión de la junta editorial o de Bloomberg LP y sus dueños.

Perfil


Related posts