Lula complicado: el Supremo Tribunal rechazó su pedido de hábeas corpus

La defensa de Lula había presentado el recurso de hábeas corpus ayer, para impedir que la pena de cárcel fuera ejecutada posiblemente en breve.

“El hábeas corpus preventivo tiene cabida si hubiera, de hecho, una amenaza a la libertad de movimiento”, comunicó el tribunal apuntando a la decisión del vicepresidente del STJ, el juez Humberto Martins, descartando “una amenaza concreta de prisión inminente”.

Lula, de 72 años y aspirante a la presidencia, fue condenado el miércoles pasado a 12 años y un mes de cárcel en segunda instancia, por un juicio en el marco de la megacausa anticorrupción “Lava Jato” (“Lavado de autos”).

Tres jueces de un tribunal de apelación de Porto Alegre (TRF4) confirmaron con ello la primera sentencia, emitida en julio de 2017, y aumentaron la pena inicial de nueve años y medio de cárcel, apuntando a la “culpabilidad extremadamente elevada” del acusado.

Además, los magistrados dejaban abierta la posibilidad de que Lula fuera encarcelado en breve, una vez superadas las revisiones finales de la condena en segunda instancia. La dureza del TRF4 alimentó en los últimos días las especulaciones de que Lula podría ser detenido muy pronto.

La dureza del TRF4 alimentó en los últimos días las especulaciones de que Lula podría ser detenido muy pronto.

La defensa del expresidente argumentó en su recurso ante el STJ que la instrucción del TRF4 que podría permitir adelantar la orden de prisión era “ilegal”. El STJ es la máxima corte brasileña para asuntos no constitucionales.

El juez de “Lava Jato” Sérgio Moro, que juzgó a Lula en primera instancia en 2017, determinó entonces que el expresidente pudiera apelar a su condena de prisión en libertad, hasta que la defensa agotase los recursos legales. Además de las apelaciones ante el STJ, los abogados de Lula aún pueden llevar el caso ante el Tribunal Constitucional en los próximos meses.

El caso del carismático exmandatario, que quiere volver a ser candidato presidencial en las elecciones de octubre, agita al gigante sudamericano desde hace meses. Lula, un ícono de la izquierda latinoamericana, es considerado el político brasileño más influyente de las últimas dos décadas.

Pese a los varios juicios por corrupción abiertos en su contra, Lula es actualmente favorito para ganar un tercer mandato presidencial en octubre, con un 36% de los apoyos en las últimas encuestas. El exmandatario es muy popular entre las clases más desfavorecidas debido a los programas sociales impulsados por sus dos Gobiernos entre 2003 y 2010.

Aparte del actual proceso, juzgado ya en segunda instancia, Lula debe responder aún en otros seis juicios vinculados con “Lava Jato”. El caso es considerado la mayor investigación contra la corrupción política en la historia brasileña.

 


Artículos Relacionados