Marcelo Mena sobre la minería en Chubut: “Queremos que la mujer tenga un lugar importante”

Las más de mil personas de Trelew que se congregaron para integrar la bolsa de trabajo eran de perfiles disímiles. Hubo muchas jóvenes de entre 18 y 30 años y hombres de más de 50 con amplia experiencia laboral.

Mónica (38) hace 5 años quedó desocupada. La empresa donde trabajaba cerró y se le hace cada vez más difícil hallar empleo fijo. “Tengo dos hijos, en unos años van a estudiar y vengo a buscar suerte”.
Fabián (47) dijo que “tengo trabajo y hago changas pero no me alcanza para mantener a mi familia. Mi sueldo no es bueno y en esta actividad se gana mejor. Vengo a probar suerte. No pierdo nada”, indicó. Leonor (28) era secretaria en un consultorio médico que cerró. “Hace varios meses que quedé sin trabajo y no es fácil encontrar algo seguro. Estoy capacitada en tareas administrativas, me pareció bien presentarme. Leí que recibían currículum y vine”.

Marcelo Mena, secretario general de ASIJEMIN, destacó que en la actividad minera se destaca el tema de género. En lugares donde ya el rubro está instalado, las mujeres tienen buenos puestos e incluso las operadoras de camiones fuera de ruta son mujeres. “Queremos que la mujer tenga un lugar importante. Se dio que las mejores operadoras de camiones fuera de ruta son mujeres. Hay gente campamentada que necesita servicio de comida y limpieza. Hay más de 3.800 personas trabajando y se generan muchas necesidades. Se incluyen todos, desde un joven de 18 años hasta un profesional ya capacitado  que busca reinsertarse en el mundo laboral y alguien de más de 40 años que necesita su sustento económico. Queremos garantizar que el personal sea netamente chubutense”.

Apuntó Mena que “en Chubut trabajamos constantemente, somos un Sindicato que quiere avanzar en un país minero. El potencial de la provincia es fundamental. Celebramos que se inicie el debate y avanzar en la zonificación. La bolsa de trabajo es una forma que puede determinar y cuantificar cómo va a ser la necesidad de formación y capacitación en el ambiente laboral para la actividad”.

Aseguró que los empleos serán para chubutenses como condición sine qua non. “Buscamos la persona que vive en Chubut y no quienes hacen un cambio de domicilio para trabajar en Chubut. Para eso necesitamos la base de datos”, sostuvo.

Aclaro que la minería tiene dos etapas laborales. “La primera dura dos años y la comercial, de producción. En la construcción, obra civil, campamento planta, talleres, etcétera, son 3.800 puestos en total. Luego quedarán 950 puestos netamente de operadoras que son de la empresa que explotará. Pero se necesita contratar seguridad privada”.

“Mínimamente, en un yacimiento metalífero tendrás 150 o 200 agentes de seguridad privada. Por cada puesto se llevan 3 a 4 puestos indirectos”, sostuvo.

Sobre Chubut, aseveró que “avanzamos en instalar el debate para que realmente se entienda que como sociedad y Gobierno se pueden nutrir de la minería: fideicomiso, contrataciones locales, etcétera. Debemos exigir la responsabilidad de la empresa. Desde que iniciamos las charlas en Madryn se generó una aceptación. La sociedad debe tener toda la información posible. Que la gente observe las posibilidades laborales y cuáles son los argumentos para debatir una mejor minería. Si informamos la minería sin informar la capacidad laboral o a la inversa, cometemos un error”.

Sobre la cola para entregar CV, explicó que “adentro había más de 800 personas”. Mena también respondió inquietudes de preguntas de personas que tienen una posición contraria a la industria minera. Lo mismo hicieron jefes comunales de la Meseta. La base de datos ya supera los 5.000 CV.

 


Artículos Relacionados