Mercados internacionales se preparan para oleada de resultados empresariales

El mercado se prepara para recibir la próxima semana el grueso de los resultados del primer trimestre de las grandes empresas estadounidenses y europeas, que se han convertido en el lado más brillante de un panorama financiero mundial rodeado por crecientes preocupaciones.

* Por ahora, los anuncios de las corporaciones de Estados Unidos han superado las previsiones, con un crecimiento anualizado de las utilidades en torno al 20%. Esto dio sustento a la Bolsa de Nueva York en un contexto de temor por el proteccionismo y las rencillas diplomáticas entre las potencias.

* Mark Heppenstall, presidente de inversiones de Penn Mutual Asset Management en Horsham, Pensilvania, dijo: “la vara (para las ganancias) estaba alta. Había un riesgo de que las expectativas serían superiores a la realidad pero en general las ganancias han sido favorables”.

* La lista de empresas estadounidenses que reportan en días venideros es larga, con nombres de todos los sectores, como Facebook, Verizon, Coca Cola y Time Warner. En Europa, algunas de las principales serán Deutsche Bank, Nokia y Shell.

A su vez, el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Japón (BoJ, por sus siglas en inglés) celebran sus encuentros programados de política monetaria, donde evaluarán el riesgo de una desaceleración económica incipiente, combinada con la reciente escalada de los precios de las materias primas.

* En línea con el tono positivo de las empresas, los inversores se volcaron a la deuda corporativa más riesgosa durante la última semana, de acuerdo con los datos de Lipper, ya que destinaron las mayores sumas en más de 16 meses a fondos de bonos estadounidenses de alto rendimiento.

* Por otra parte, en Estados Unidos se conocerá la estimación inicial de la evolución del producto interno bruto (PIB) del primer trimestre. Un sondeo de Reuters calculó un crecimiento de un 2,3%, que sería el más bajo desde el primer trimestre del año pasado.

* A su vez, el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Japón (BoJ, por sus siglas en inglés) celebran sus encuentros programados de política monetaria, donde evaluarán el riesgo de una desaceleración económica incipiente, combinada con la reciente escalada de los precios de las materias primas.

* Ambos cambios -la moderación de la actividad y las oscilaciones de las “commodities”- son resultados de las fricciones comerciales entre Estados Unidos y China y de la tensión entre Washington y Moscú, que llevó a una alteración de los mercados de metales.

Reuters


Related posts