Mineras de Australia, Canadá y China decidieron apostar en Argentina

La visión más amigable de las autoridades nacionales fortaleció las expectativas de una mayor explotación de metales (oro, plata, cobre, molibdeno, litio) y de no metalíferos y rocas de uso específico en la construcción, y reforzó la esperanza de un grupo de provincias, la mayoría cordilleranas, de transformar radicalmente sus estructuras productivas en pocos años más.

Las áreas con potencial de explotación metalífera en grados diversos en todo el país son centenares -250 sólo en la provincia de San Juan– y explican que decenas de compañías globales hayan decidido durante el 2017 apostar al desarrollo local de minerales requeridos por la maquinaria industrial del mundo.

Baja de retenciones

El Sistema Geológico Minero (Segemar) puso en marcha el mapeo detallado de reservas del país, con actualización de datos también en Jujuy y Salta, a la vez que realiza estudios en los salares volcánicos de la Puna y en los continentales, como Salinas Grandes en San Luis y otros en La Pampa, Catamarca y Río Negro, que además de litio podrían contener magnesio, potasio, sodio, calcio, etc.

Esa base documental y los cambios institucionales del último bienio constituyen pasos sustanciales para consolidar a la minería como unjugador principal de la economía argentina, tras el espaldarazo de 2016, con la baja de retenciones a la exportación y la devaluación del peso, entre otras medidas favorables al clima de negocios.

El panorama favorable se acentuó con el renovado acceso al crédito; la posibilidad para los grupos inversores externos de girar dividendos a sus casas matrices; el horizonte de mejoras tributarias, y la baja de costos laborales que se tramita en la plataforma de compromisos del Acuerdo Federal Minero.

Resistencias políticas y sociales

Es cierto que queda por sortear todavía el escollo más delicado: las resistencias políticas y sociales, muchas de ellas canalizadas por organismos no gubernamentales, ante los eventuales daños de la minería al medio ambiente. Riesgo que la cámara sectorial dice controlar mediante un estándar de autocontrol y transparencia.

En cualquier caso, los argumentos del debate sopesarán los probables o improbables perjuicios con los efectos de creación de empleos directos e indirectos, el desarrollo de redes de proveedores y pymes locales y hasta el avance de sistemas tecnológicos autóctonos.

El cotejo de datos técnicos sigue su curso, mientras nuevos acuerdos con Chile perfilan un marco binacional favorable a mega explotaciones impensadas hasta hace poco tiempo, todo lo cual alienta certezas en provincias como San Juan, donde un solo emprendimiento (el de Veladero) representa el 25% del producto bruto geográfico, mientras la proporción se eleva al 40% al considerar el conjunto de la actividad.

El ministro de Minería sanjuanino, Alberto Hensel, aseguró que el impacto de los grandes proyectos mineros que hoy se ofrecen a los inversores permitirá incrementar a mediano plazo la participación del sector en la economía de la provincia hasta el 60%.

Las perspectivas para el litio -corazón de los autos eléctricos, celulares y computadoras- son asimismo relevantes en Jujuy y Catamarca, con la duplicación de la producción actual ya en marcha. Y hasta en la hoy poco nombrada La Rioja se espera un próximo boom. Las reservas están diseminadas en un amplio territorio de norte a sur y eso es lo que atrae a megagrupos de Australia, Canadá y, cada vez más, de China.

IProfesional


Artículos Relacionados