¿Moyano vuelve a conducir la CGT?

Hugo Moyano retomó protagonismo en la interna de CGT. Ayer durante una reunión con los principales gremios del sector energético asistió a un operativo clamor por su vuelta a la jefatura de la central y, de mínima, se garantizó el apoyo de varias de esas organizaciones para la puja por una nueva jefatura monocomando luego de las elecciones de octubre. Fue un paso más en la estrategia del camionero -que adelantó este diario- de rodearse de sindicatos estratégicos para contrapesar la hegemonía de los sectores mayoritarios que impulsan a Héctor Daer como futuro líder en solitario.

El operativo clamor de ayer se produjo en un encuentro de la confederación de gremios de la energía (Catheda) con la participación de los petroleros Antonio “Coco” Cassia y Guillermo Pereyra; Guillermo Moser (Luz y Fuerza), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Juan Miguel García (estaciones de servicio del interior) y Oscar Mangone (gas, hasta ayer distanciado del camionero) y la presencia estelar de Moyano, que integra ese sello por una pirueta interpretativa del rol del transporte en el sector.

Cassia, la voz cantante de la reunión, propuso para el reordenamiento de la CGT que la Catheda llevara los nombres de Moyano o de Pereyra para quedar al frente a solas. La mayoría de los sindicatos de ese espacio reportan también a las 62 Organizaciones, el sello que lideró hasta su muerte Gerónimo “Momo” Venegas y que el camionero procura recuperar bajo su ala. También se resolvió ayer que el sector expondrá su preocupación por la caída del empleo y la baja de las inversiones en sus actividades (en particular la petrolera) durante una audiencia que mantendrá con los ministros Juan José Aranguren (Energía), Jorge Triaca (Trabajo) y Rogelio Frigerio (Interior).

El reposicionamiento de Moyano se coló fuerte en el tablero de la CGT. Su estrategia incluye barajar nombres que van desde el bancario radical Sergio Palazzo o el petrolero Pereyra hasta el de su hijo mayor, Pablo, o el suyo propio, en un intento de aglutinar la mayor cantidad posible de voluntades en la central sindical. La contrapartida mayoritaria es de los “gordos” de los grandes gremios de servicios y los “independientes” afines al Gobierno, resueltos por ahora a impulsar a Daer para el unicato.

Terciaron en esa pulseada los miembros de la Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT), que la semana pasada resolvieron impulsar a su titular, el portuario Juan Carlos Schmid. Se trata de una postulación cruzada con la del sector de Moyano, que también integra ese sello. De todos modos el nombre del portuario fue encumbrado por sus colegas de la CATT Roberto Fernández (colectiveros, UTA) y Omar Maturano (ferroviarios, La Fraternidad).

Ayer la CATT se reunió en La Fraternidad para ratificar su adhesión a la marcha del 22 de agosto a la Plaza de Mayo. Esa confirmación se hizo necesaria para los dirigentes luego de que los “gordos” sentaran una posición contraria a la movilización por el temor a incidentes como los de la protesta del 7 de marzo y el abucheo en el plenario en Ferro del 28 de julio.

AF


Related posts