Municipios sanjuaninos preocupados por la continuidad de las obras

Intendentes y secretarios se obras de diferentes municipios, contaron que el panorama se oscureció y que varios proyectos entrarán en un compás de espera. Esta semana, será reveladora para la estrategia a plantear.

El primero que salió a alertar sobre la situación fue el intendente de 25 de Mayo, Juan Carlos Quiroga Moyano.

“Estoy muy preocupado por la continuidad de las obras que estamos haciendo y que están proyectadas en el departamento porque ya los proveedores y la empresas contratadas nos han dicho que hay que replantear financieramente todo, porque la realidad económica hoy es otra. Y esto significa hablar de dinero que no estaba en el presupuesto, y es dinero que no tenemos”.

La misma realidad atraviesa a la Ciudad de San Juan, que tiene un sinfín de obras menores con mucha utilización de cemento y hierro, y que desde el viernes quedaron en suspenso, porque su mayor proveedor bajó la persiana hasta que la situación macroeconómica del país se estabilice.

“Esto es crítico”, expresó Federico Noguera, secretario de Obras y Servicios de la Municipalidad. “La incertidumbre es tan grande que, por ejemplo, uno de nuestros mayores proveedores el viernes cerró las puertas y no nos vendió ni una bolsa de cemento, ni un metro de hierro más”. Y luego agregó: “Por otro lado hay otros proveedores que ya nos han dicho que no pueden cumplir con lo pactado y hasta nos quieren devolver las órdenes de compra”.

En el mismo lodo

En diálogo con funcionarios de Ullum, Rivadavia y Santa Lucía, la situación es igual.

Es decir, no se trata de cuestiones políticas partidarias, ni de fanatismos, ni nada por el estilo. Se trata de una preocupante realidad económica.

Por ejemplo, en Santa Lucía, el impacto también pegó fuerte, y por eso (según contó el secretario de Obras y Servicio, Emilio Achem), se priorizará el control y mantenimiento de los recursos que posibilitan cumplir con los servicios básicos. Es decir el ABL (Alumbrado. Barrido. Limpieza).

“En nuestro caso algunas obras se mantendrán por la prolijidad en la administración de la gestión, pero este impacto ha sido para todos”, dijo Achen “y a la hora D, obviamente, se van a suspender proyectos, se van a parar otros, pero siempre se va a priorizar el mantenimiento de los puestos de trabajo y los recursos que sostienen los servicios básicos del municipio. Porque si eso se resiente, todo va a ser un caos”.

En Pocito también aseguran que equilibrio administrativo financiero es el que les ha dado un margen la semana pasada con la escalada del dólar. No obstante el remezón se sintió y es muy probable que algunas obras sufran un parate y otras, se refinancien.

Para los de Ullum, la situación también es compleja:

“Nosotros hoy tenemos muchísima obra pública y privada en ejecución en el departamento”, dijo el intendente de Ullum, Leopoldo Soler. “Tenemos cloacas, obras municipales menores, plantas de paneles solares, proyectos de viviendas. Pero qué va a pasar con todo esto. No sé. Es todo una incertidumbre”.

Si bien Achem, Noguera, Quiroga Moyano, Soler, y los demás funcionarios municipales consultados coincidieron que el impacto fue fuerte, aseguran que la semana que viene es clave para definir las estrategias que se seguirán en cada uno de los municipios. De todos modos, todos tienen claro un concepto:

“Si hay que ajustar, se ajustará aquello que no afecte a la gente; es decir: el empleo y los servicios básicos para el vecino”.

Por último Federico Noguera de Capital sentenció:

“Yo espero que la semana que viene (por ésta que comienza) tengamos un panorama más claro, porque si no, vamos a estar frente a otra semana caótica, lamentable, triste y que no sabemos dónde puede terminar”.

Diario Huarpe


Related posts