Para terminar la peatonal trabajarían hasta de noche

“Hoy empezamos con el trabajo fuerte, con la idea de no interrumpirlo hasta terminar. Por pedido de los comerciantes, por el inicio de clases y las ventas, realizamos  trabajos mínimos ya que no queríamos perjudicarlos”, dijo Franco Aranda sobre las obras que comenzaron hoy, en su parte más importante, y le cambiaron la cara a la Peatonal capitalina.

“Ahora sí empezamos con la intervenciones. Se van a encontrar con que armamos un vallado de fenólico de 2.40 de altura, cerramos la parte interna de la peatonal. Dejamos habilitadas las veredas de la calle Rivadavia para que los negocios sigan trabajando”, explicó.

“A veces los planos no están conforme a obra, a veces uno decide cavar en algún lugar donde en el plano no hay nada, y abajo hay caño, pero tenemos una buena planificación”, sentenció, justificando posibles y futuras demoras.

“Cuando vayamos a intervenir donde están los cafés, les daremos la solución en Ignacio de la Roza”, aclaró.

Finalmente, aseguró que “trabajaremos en distintos turnos, incluso estudiamos turnos nocturnos para no parar”.


Artículos Relacionados