Por qué el dólar no encuentra techo

El tipo de cambio continúa su escalada y si bien gran parte de los economistas y analistas del mercado entienden que el mismo ya alcanzó un nivel de equilibrio, hay persistentes problemas -sin una solución concreta- que pueden continuar llevando a los precios del dólar hacia niveles aun superiores.

Un informe elaborado por los analistas de Quinquela Fondos, resalta que el tipo de cambio no encuentra techo, lo que deja en evidencia que la problemática no se acota solamente a las dudas sobre la capacidad de pago de la deuda para el próximo año.

“Entendemos que hoy se acumulan tres problemáticas diferentes, pero altamente vinculadas. La inestabilidad cambiaria, dudas sobre la solvencia fiscal de mediano y largo plazo e incertidumbre política”, enumeraron.

Desde la compañía resaltan que la economía argentina viene enfrentando, en especial desde mayo de este año, dos fuertes desequilibrios que se encuentran altamente vinculados.

Los bancos están importando billetes desde la Fed y el Bank of America por u$s 1000 millones esta semana, lo que se suma a otros u$s 3000 millones desde el 13 de agosto

El principal es el desequilibrio cambiario (oferta y demanda de divisas), con una devaluación acumulada en el año del 105% (9,3% promedio mensual).

El dólar inasible

El otro factor es el desequilibrio financiero del Estado Nacional, con la necesidad de recurrir a los mercados para obtener el financiamiento faltante, incluyendo la renovación de los vencimientos previstos para 2019.

Yendo al desequilibrio cambiario, el gran problema de la economía argentina es su dificultad para generar divisas.

Al déficit de cuenta corriente se suma el alto nivel de atesoramiento en dólares del sector privado y una demanda por turismo que creció sostenidamente. Esos desequilibrios se financiaron en los últimos años por ingreso de inversiones financieras de corto plazo y en la actualidad al problema histórico de flujos desequilibrados se sumado la reversión del ingreso de capitales”, destacaron desde Quinquela Fondos.

Además, yendo a los desequilibrios financieros, los analistas recuerdan que el Programa Financiero 2019 muestra todavía una necesidad de obtener u$s 34.100 millones en el mercado, de los cuales u$s 8.400 millones implican nuevo financiamiento y el resto son renovaciones (u$s 25.700 millones).

El gran problema de la economía argentina es su dificultad para generar divisas.

“Esto incluye el uso de los u$s 15.000 millones ya desembolsados por el FMI, a los que se suman 6 trimestres de u$s 3.000 millones cada uno (dos en 2018 y los 4 trimestres de 2019). Eso implicaba usar hasta fines de 2019 u$s 33.000 millones del acuerdo de u$s 50.000 millones”, apuntaron y precisaron que aún se mantienen las dudas en cuanto a la posibilidad de cerrar el Programa Financiero solamente con un mayor desembolso del FMI.

Y agregaron: “Podría servir para evitar tener que recurrir a los mercados por financiamiento nuevo, pero igual quedará el desafío de renovar dos tercios de los vencimientos de deuda de largo plazo y Letes previstos para el año próximo, todo en un contexto político adverso por las elecciones presidenciales”, agregaron en el informe enviado a sus clientes.

A modo de conclusión, los desequilibrios que enfrenta la economía argentina son importantes y por ello es que, con los frentes abiertos mencionados, serán claves las decisiones que tome el Ejecutivo.

Los desequilibrios que enfrenta la economía argentina son importantes y por ello es que, con los frentes abiertos mencionados, serán claves las decisiones que tome el Ejecutivo.

“En estos niveles de incertidumbre y de deterioro económico, posiblemente sean necesarias señales políticas de relevancia como primer lineamiento para poder avanzar en el resto de los frentes”, señalaron desde la compañía y a la vez entendieron que en el aspecto cambiario es necesario resolver cuanto antes la problemática de las Lebac para tratar de llevar nuevamente al mercado a los flujos habituales, ya que en el contexto actual de dolarización de carteras el tipo de cambio no parece encontrar un techo.

Plantearon además la necesidad de que se aclare finalmente el Programa Financiero de 2019, explicando las necesidades de recurrir al mercado (incluyendo renovaciones) y si las mismas serían lo suficientemente bajas como para generar tranquilidad.“Recién cuando estos factores logren alinearse se podrá empezar a evaluar el impacto económico, político y social de esta crisis y las decisiones de largo plazo que serán necesarias para reencausar el programa económico”, cierran desde Quinquela Fondos.

El problema de fondo es el fiscal

Por su parte, Leonardo Chialva, Director de Delphos Investment sostiene que “el Gobierno se había equivocado con el primer plan del FMI  en el que seguía rescatando al BCRA para luchar contra la inflacion  y no atacaba el problema de fondo que era el fiscal”.

“Ahora el Gobierno ataca el problema fiscal con lo anunciado en las últimas horas a la vez que fue al Fondo Monetario Internacional  para atacar la problemática financiera. Es decir, se busca sacar a la Argentina fuera de los mercados hasta el final del mandato”, señala el analista.

Por otro lado, el tema político es hoy el mayor interrogante, según Chialva. “La política es la que más estrechamente está vinculada con el desequilibrio fiscal ya que se necesita de acuerdo político para llevar adelante el ajuste fiscal. Allí es donde más dudas hay pero con el correr de las horas, vemos que el UCR salió a apoyar al Gobierno a la vez que el peronismo está muy contenido y medido. La prueba de fuego va a ser las primeras reacciones de gobernadores al presupuesto”

Además, el director de Delphos Investment dice que está claro que el plan que involucra un fuerte aumento de impuesto a los ricos y que eso es de agrado al peronismo. “No es solo un ajuste fiscal por un esfuerzo de baja de gastos sino que viene con suba de impuestos. Además hay que resaltar que los impuestos tienden a ser más certeros que la baja de gastos y eso hace más confiable al plan en términos generales”.

Con lo cual, a modo de cierre, Chialva señala que el gobierno está encarando dos de los tres desajustes que generan inestabilidad en el dólar con la pata fiscal y la financiera mientras que la política es donde más dudas hay.

El equilibrio del dólar

Por ultimo, sobre la actualidad del dolarAlejandro Kowalczuk, head portfolio manager de Argenfund señala que si bien el tipo de cambio actual es cercano al de equilibrio, no se debe perder de vista que este equilibrio es de tipo estático.

“Con una inflación proyectada por el propio Gobierno de 42% para este año y 25% para el año entrante (que es optimista, ya que supone que el traslado a precios de la devaluación será inferior al 50% para el año en curso) necesariamente el tipo de cambio nominal deberá acompañar de cerca la variación de precios, para mantenernos dentro de este rango de equilibrio, sobre todo teniendo en cuenta que no esperamos un ingreso de dólares significativo por el lado de la cuenta de capital”, agrega el head porfolio manager de Argenfunds.

En resumen, Kowalczuk considera que no se debe esperar un amesetamiento en la cotización de la divisa ante un escenario inflacionario que no es para nada claro y hasta que no haya una clara reversión del flujo de capitales. “Un BCRA queriendo contener al dólar bajo este escenario, y en momentos en los que las reservas deben mantenerse para garantizar los pagos de las deuda en dólares, no me parece tampoco la estrategia correcta”, concluye.

Cronista


Related posts