Principales acciones mineras del mundo afectadas por los inversionistas

Los metales no han sido los únicos afectados en esta corrección: las compañías que los producen también están sintiendo el escarnio de los inversionistas.

Desde que comenzó la caída del cobre, el 22 de junio pasado, el índice FTSE 350 Mining, que agrupa a las 12 principales mineras que cotizan en Londres, ha caído un 7,2%. Entre sus componentes, la más castigada es Glencore, que ha estado especialmente golpeada a raíz a la investigación que le abrieron en EEUU. A continuación se encuentra la chilena Antofagasta Minerals, que ha caído 8,22% en ese periodo, seguida de Kaz Minerals y la brasileña Rio Tinto, con bajas de 6,08% y 5,16% respectivamente.

Otro índice que sigue el desempeño de este sector, el indicador Global Metals & Mining Producers, también ha sentido el frío estas semanas: durante la racha perdedora del cobre, el índice ha retrocedido un 3,79%.

Pero más allá de los precios, el nerviosismo también se ha hecho sentir en los flujos. El ETF de iShares (BlackRock) que sigue al índice MSCI de mineros globales ha visto una fuga de capitales por un total de US$77 millones en las últimas dos semanas.

Pese a la alta exposición que tiene Chile a la minería, dada su conexión con el cobre, son pocas las acciones mineras que cotizan en la rueda nacional, a diferencia de Perú. Esto mismo ha provocado que el caso de CAP sea más visible.

En las últimas dos semanas (es decir, desde el 20 de junio pasado), el papel ha perdido un 14,7% de su valor.

Con esa depreciación, el papel de la acerera –que está altamente correlacionada con la cotización del hierro– ha registrado un desempeño muy por debajo del mercado en general, considerando que en ese mismo periodo el IPSA se ha contraído un 3,21%.

Según comentan desde las corredoras de bolsa, además del impacto mismo de las tensiones comerciales, los aranceles impuestos y potenciales futuras tarifas que ponen a los inversionistas nerviosos, CAP se ha visto impactada por la presión vendedora en mercados emergentes que ha provocado la disminución del apetito por riesgo.

AF


Related posts