Pymes prevén un aumento de precios de 23% para el período marzo 2018-2019

Un poco más de siete de cada diez empresarios pymes tiene una expectativa de inflación, para los próximos 12 meses, de más de 20%, según los resultados de una encuesta difundida hoy. Exactamente contestó de esa manera el 74,3% de las empresas.

El dato se ofrece para distintas lecturas según la metáfora del vaso medio lleno o medio vacío: por un lado, no concuerda con el Gobierno que promete reducciones más significativas para plazos que, más o menos, encajan con el propuesto en el relevamiento y que se proyectan para un año que es electoral. Tampoco con las consultoras, que prevén en general una suba menor. Pero, por el otro, como subraya el informe del Centro de la Economía Regional y Experimental (Cerx), que realizó el trabajo, “se estaría observando una desaceleración de las expectativas”. El informe igual considera que esa percepción de menor inflación con lo que cantó el acumulado de 12 meses anterior es “muy leve y en un marco de incertidumbre, con un rango de expectativas que oscilan entre el 15% y el 33%”. Quiere decir que, aún la parte llena del vaso, tiene sus bemoles.

Así, por la comparación con los vaticinios oficiales y de las consultoras el trabajo concluye, finalmente, que “las expectativas de inflación en el sector empresario no son muy optimistas”.

“De los resultados de este informe se puede concluir que todos los precios que impactan en los costos de los consultados se han movido por encima de lo que esperaban“, dijo a El Cronista Victoria Giarrizzo, quien dirige Cerx junto con Dardo Ferrer.

Este es el primer informe que Cerx difunde sobre las expectativas de las pymes en materia de precios, aunque la encuesta comenzó en enero y se realizó también una medición en febrero. Según Giarrizzo, en marzo, con 23%, es evidente que “se aceleró la expectativa inflacionaria”, esto porque el promedio de los consultados proyectó una inflación, para los próximos 12 meses, de 21,3% en enero, mientras que en febrero la misma proyección dio 21,9%

Otro dato que surgió de las mediciones de enero y febrero es que en marzo se amplió la brecha entre las expectativas de los industriales y las de los del sector de comercio y servicios, una diferenciación que usa el Centro para clasificar los resultados de los relevamientos. En enero y febrero eran mucho más parejas -dijo Giarrizo- mientras que ahora los industriales son marcadamente más pesimistas y anticipan un 24,4% de inflación para los próximos 12 meses, contra un vaticinio de 22,2 como proyección promedio entre los consultados del sector de comercio y servicios.

Para Garrizzo, esta diferencia entre las percepciones de uno y otro podría deberse al peso que la suba del dólar y de las tarifas de los servicios tuvo en cada sector. “Es de esperar que, en los industriales, ambas cosas impacten antes”, advirtió.

Metodología, medianas y promedios

El Cerx realiza su relevamiento con una muestra fija de 600 empresarios del sector pymes, de distintas regiones de la Argentina. Se realiza mediante una encuesta directa al responsable de la empresa, que se lleva adelante del 20 al 30 de cada mes

Giarrizzo defiende la idea de que con el relevamiento se puede obtener un “buen termómetro de cómo se viene percibiendo la trayectoria de los precios desde que el producto inicia su proceso de elaboración y hasta el paso anterior a llegar al consumidor. Por eso su relevancia”.

En el Centro piensan que, aunque los empresarios pymes no son formadores de precios, sí tienen incidencia en ellos, porque “son quienes deciden, finalmente, si van a absorber o trasladar a precios la suba de sus costos”, señaló la directora.

Como en estadísticas los promedios suelen solapar ciertos aspectos de la realidad, el informe detalla que “solo un 9,9% piensa que la inflación entre marzo 2018 y marzo 2019 podría ser menor al 15%, y otro 15,7% calcula que oscilará entre 15% y 19%. Por ejemplo, un 41,9% espera incluso que las subas anuales de precios superen al 25%.

El documento también toma las “medianas”, aunque los responsables del Centro consideran que, para este caso, los promedios ofrecen una mirada rigurosa. “Esto porque, a diferencia de estudios que relevan las expectativas de los consumidores, donde la muestra es más heterogénea porque el peso de lo subjetivo es mayor, los empresarios ellos están obligados a guiarse por parámetros más objetivos; por lo tanto los promedios sirven como referencia”, dijo la directora.

El trabajo igualmente consigna que “el valor que separa a la mitad las valoraciones de los empresarios se ubicó en el 20% para el total de la muestra. Es decir, la mitad de las empresas espera una inflación menor al 20% mientras que la otra mitad espera una inflación mayor al 20%”.

En la “mediana” también se observan diferencias entre industriales y del sector comercio y servicios. Para la industria, la mediana de la inflación esperada se ubica en el 25% mientras que en el sector comercio y servicios, en el 20%.

Cronista


Artículos Relacionados