Qué hace falta para aumentar a producción de petróleo

La producción de petróleo continuó en franca declinación en agosto y la de gas persiste en su estancamiento, según los datos recolectados por el Ministerio de Energía. Frente a esto, el sector busca una “solución mágica” para revertir la situación del crudo, dado que se descuenta un incremento de la extracción de gas a partir de Vaca Muerta.

La “solución mágica” podría venir, por caso, del súper-pozo petrolero hallado en Tierra del Fuego por la empresa Roch, de mayor oferta de petróleo en los campos de la Cuenca Neuquina (el 77%, sin embargo, es gas no convencional) o de la exploración mar adentro, donde la Argentina apuesta a buscar desde el año que viene una alternativa a los yacimientos maduros en el tierras continentales.

En el octavo mes de 2017, la producción de petróleo cayó 6% interanual y acumuló una baja de 7,7% desde que empezó el año, en comparación con el inicio de 2016 (18,3 millones de metros cúbicos ó 475.684 barriles por día contra 19,9 millones m3 ó 513.325 bbl/d). Como viene destacando El Cronista desde hace algunos meses, el ritmo anualizado marca un retroceso de 38 años, apenas superior al de 1979.

En gas, los resultados siguen siendo magros, cuando se avecinan definiciones sobre la política de subsidios de la cartera que conduce Juan José Aranguren. La extracción del fluido descendió 1% en los primeros ocho meses del año (hasta los 29.694 millones de metros cúbicos), con un crecimiento marginal (1%) en la Cuenca Neuquina, responsable del 59% del total de la oferta.

En las próximas semanas, Aranguren decidirá si se avanza en la recontractualización del gas para que los productores le puedan vender directamente a la industria sin intermediarios y reorientará subsidios.

El ex secretario de Energía y presidente del Instituto General Mosconi, Jorge Lapeña, consideró: “El súper-pozo de Tierra del Fuego es una noticia alentadora, pero hay que ser cautos hasta que se pueda determinar la magnitud en término de reservas comprobadas. Pero nada nos va a salvar si no exploramos cuencas sedimentarias y no puede ser que pensemos solamente en los no convencionales”.

En alerta por la “baja vertiginosa” de la producción petrolera, Lapeña aseguró que “el corto plazo está complicado” y van a haber “cada vez más importaciones en los próximos años” ya que la exploración offshore llevará su tiempo. Asimismo, valoró la liberación del mercado de combustibles, pero pidió que el Estado esté “atento” a que en un sector “manejado por un oligopolio” los precios sean competitivos y alineados con los del resto del mundo.

Otro ex secretario del área, Emilio Apud, que actualmente es director de YPF, afirmó que “todo depende de cómo evolucionan los precios del barril”. “Se está trabajando en la eficiencia. Hace falta que se pueda importar libremente y baje el costo argentino (impuestos, tasas, conflictos laborales, infraestructura), pero estamos en el camino correcto”, analizó. En coincidencia con Lapeña, Apud dijo que una eventual mejora en la producción se notaría dentro de “un par de años, no en el corto plazo”.

Cronista

 


Artículos Relacionados