Reclamos y pedidos de pymes a Dujovne

El discurso del ministro de Economía, Nicolás Dujovne, no sólo fue recibido por una nueva suba del dólar y una caída del Merval, sino también por una serie de reclamos y pedidos de sectores, que van del campo a la industria, los sindicatos y también las pymes. Una de las entidades que las agrupan, de reciente formación, Industriales Pymes Argentinos (IPA), puso a estrenar el flamante título del funcionario como responsable, además, del área de Energía y le reclamó una “urgente” pesificación de los precios y su “congelamiento por seis meses en el marco de un acuerdo entre todos los sectores”.

El presidente de IPA, Daniel Rosato, fundó su reclamo “ante la imposibilidad de las fábricas de hacer frente a los costos de esos insumos básicos para el funcionamiento de las máquinas”.

Rosato alertó a Dujovne que “el costo variable de la electricidad y el gas impactan directamente en la góndola de los supermercados”, y aclaró que las pymes no tienen “ninguna posibilidad de un acuerdo de precios, lo que provocará un gran desabastecimiento. No podemos vender a un precio en pesos y al otro día  por el aumento del dólar tener que vender a otro”.

“El IPA reclama urgente la pesificación y el control del precio de la energía para la industria. Para los industriales Pymes se hace imposible hacerle frente a los incrementos del 30 % que debemos pagar a las facturas de gas industrial que compramos a las generadoras en boca de pozo”, enfatizó el dirigente de la entidad.

Las exportaciones crecieron un 38,8% interanual, mientras que las importaciones cayeron casi un 5%.

Rosato señaló que son 8000 industrias de todo el país las que deben afrontar una variación constante en los precios de la energía “que hace imprevisible los costos”, lo que genera “pérdidas irrecuperables”, ya que el insumo se compra en dólares y se vende en pesos.

“El mercado no resistiría operar sin financiamiento. Por eso necesitamos el congelamiento de la energía por un plazo de 6 meses, lo que significaría una gran solución para estabilizar el mercado y llevar tranquilidad y confianza a partir de la previsibilidad de nuestros cotos”, afirmó.

La propuesta del IPA implica un acuerdo estratégico entre las partes de la producción y el comercio con el objetivo de avanzar en contra de “una de las grandes preocupaciones que profundizan la psicosis inflacionaria que es una realidad”.

“El Gobierno debe acordar con las proveedoras de energía para decirles que el precio está sobrevaluado en la Argentina para la industria. Por eso el esfuerzo lo debemos hacer entre todos los actores del sector productivo, y para lograr estabilidad de precios se debería fijar el precio del mes de julio pasado”, aseguró Rosato.

Cronista


Related posts