Rusia: la potencia económica y geopolítica de 2017

Rusia parece haber superado su dependencia de los precios del petróleo y haber diversificado su economía y puede convertirse en una de las economías emergentes en los próximos años con mejores resultados económicos. Quizá, cuando escuchamos el nombre de “Rusia” las primeras impresiones que nos surgen tienen mucho más que ver con sus supuestas interferencias que se le atribuyen en las elecciones estadounidenses o por la adopción de posturas geopolíticas unilaterales, como la anexión de Crimea. Cuestiones que suelen estar presentes en las portadas de la prensa occidental o son recurrentes para ilustrar cualquier información que llega desde ahí. Sin embargo, de cuestiones puramente económicas no tenemos mucha más información, más allá de sus acuerdos comerciales con China. Y de estos acuerdos subyace la idea de que este bloque se posiciona en frente de los EE.UU. y sus aliados occidentales, retroalimentando a su vez, a los medios de comunicación.

Pero, ¿económicamente? ¿Qué está pasando en Rusia?

Rusia es la 12 ª economía más grande del mundo con alrededor de $ 1,3 billones de Producto Interior Bruto- PIB. Una cifra ligeramente superior a Australia o España, y mucho más grande que las economías emergentes como México, Indonesia y Taiwán. Si nos fijamos en el  ratio deuda soberana de Rusia sobre el PIB es un mínimo 17% comparado con países como los Estados Unidos que supera el 106% -más de seis veces mayor-, Japón (240%), Francia (96%) o Reino Unido (89%). Así que de estallar una nueva crisis de liquidez, poco probable será que escuchemos algo sobre un incumplimiento en Rusia, no así como en Estados Unidos o China que son más propensos a estar en el ojo de la esta tormenta.

En materias primas, Rusia es el segundo mayor exportador de petróleo del mundo (después de Arabia Saudita) y el mayor exportador mundial de gas natural. Rusia es también el tercer productor mundial de oro después de China y Australia, y por delante de Estados Unidos. Y, en este sentido, los lectores de OroyFinanzas.com conocen la política rusa de acumular oro físico en sus reservas –junto a China-, compras agresivas que no tienen parangón desde los años 20 del siglo pasado en EE.UU.

Las reservas rusas son administradas por el Banco Central de Rusia, cuya presidenta es desde 2013 Elvira Nabiullina. Un personaje interesante que poco o nada tiene que ver con Janet Yellen, su homóloga en la FED. Nabiullina no se graduó en escuelas de mentalidad keynesianos como el MIT o la Universidad de Chicago. Se graduó de la Universidad Estatal de Moscú y su carrera se ha desarrollado en el Ministerio de Desarrollo Económico y Comercio de Rusia. Desde la institución que preside se ha establecido una dinámica de crecimiento con políticas muy distintas a las llevadas a cabo por expertos occidentales que intervinieron en la economía rusa en los años noventa. Políticas que arruinaron el país y allanaron el camino hacia el poder del actual presidente, Vladimir Putin. El banco central de Rusia opera con independencia y es Nabiullina quien gestiona las reservas, tipos de interés o las salidas de capital. En 2017, The Banker, una publicación británica, nombró a Nabiullina “Banquero Central del Año”.

Por último, desde una perspectiva geopolítica, Rusia es uno de los tres únicos países verdaderamente poderosos en el mundo (junto con los Estados Unidos y China) con grandes y modernizados arsenales nucleares. Además, es miembro permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, junto a EE.UU., Gran Bretaña, Francia y China. Y eso a pesar de los esfuerzos de los medios occidentales en insistir que es un gigante con pies de barro sustentado en un modelo económico ineficiente. Las sanciones internacionales –auspiciadas por EE.UU. y seguidas por sus socios occidentales- promovidas tras la anexión de Crimea han supuesto un acicate para reestructurar otras industrias menores, especialmente la agricultura. Y ha demostrado lo ineficaces que pueden ser si enfrente tienes al país más grande del mundo, con una extensión más propia de un continente.


Artículos Relacionados