Southern Copper prevé que proyecto Michiquillay en Perú inicie operaciones en 2022

La empresa minera mexicana y el Ministerio de Energía y Minas del Perú suscribieron este martes el contrato de transferencia para iniciar el emblemático proyecto minero que contará con una inversión de US$2.500 millones y prevé producir 225.000 toneladas de cobre fino anual.

Lima. El Ministerio de Energía y Minas y la minera Southern Copper Corporation firmaron este martes el contrato de transferencia del proyecto minero Michiquillay, el mismo que compromete una inversión superior a los US$2.500 millones.

La minera mexicana, una de las mayores productoras de cobre del mundo, prevé iniciar el próximo año la construcción del emblemático proyecto y comenzar sus operaciones en el 2022, tres años antes que lo previsto.

El presidente ejecutivo de Southern Copper, Óscar González, dijo que “son tres años de construcción y un año para platicar con las comunidades y la población, pues entonces para el 2022 se espera iniciar las operaciones”.

“Ojalá eso se pueda lograr una vez que las comunidades y la región de Cajamarca aprueben socialmente el proyecto”, agregó el ejecutivo tras la firma del contrato.

La licitación de Michiquillay es considerada un hito para el sector minero y Cajamarca, por tratarse del primer otorgamiento de buena pro de un mega proyecto minero en los últimos siete años.

El ministro de Energía y Minas, Francisco Ismodes, destacó por su parte que la inversión minera es fundamental para Perú “porque nos permitirá como país utilizar la riqueza del subsuelo para tener riqueza en la superficie y eso es lo que nosotros queremos lograr”.

Mediante la firma Activos Mineros (en representación del Estado peruano) transfirió a Southern Cooper Corporation las concesiones y otros activos que conforman el proyecto Michiquillay, un yacimiento ubicado entre la comunidad campesina de Michiquillay y la Encañada, en la región Cajamarca.

“El Gobierno se ha propuesto acompañar muy de cerca a esta iniciativa de inversión y pondrá énfasis en el trabajo que se desarrollará junto con la empresa y la población”, aseveró.

Dijo que la licitación de Michiquillay es considerada un hito para el sector minero y Cajamarca, por tratarse del primer otorgamiento de buena pro de un mega proyecto minero en los últimos siete años, cuyo proceso contó con el apoyo de las comunidades de la zona de influencia directa al proyecto.

“La ejecución de este megaproyecto minero permitirá generar mayores ingresos y mejores oportunidades de desarrollo en las comunidades campesinas de Michiquillay y La Encañada, en la región Cajamarca y en el país”, apuntó.

Cabe recordar que el 20 de febrero de este año ProInversión adjudicó a Southern Copper el proyecto Michiquillay, un yacimiento de clase mundial que había concitado el interés de empresas de primer nivel internacional.

Southern Copper Corporation se adjudicó el proyecto tras ofertar US$400 millones como precio de transferencia y un 3% por regalías.

La minera, controlada por el Grupo México, estima que Michiquillay producirá unas 225.000 toneladas de cobre fino anual.

En este acto de firma del contrato participaron el ministro de Energía y Minas Francisco Ísmodes, el director ejecutivo de ProInversion, Alberto Ñecco, el gerente general de Activos Mineros, Antonio Montenegro, y el presidente ejecutivo de Southern Perú, Óscar González Rocha.

AE


Related posts