Túnel de Agua Negra: empresas deben presentar las aclaraciones

Paso a paso, avanza el proceso licitatorio para la construcción del Túnel de Agua Negra, actualmente en etapa de precalificación de empresas que lleva adelante el comité ad hoc nombrado por EBITAN (Ente Binacional Túnel de Agua Negra), dedicado solo a este tema.

Durante la realización del I Seminario Internacional Infraestructura de Grandes Obras, desarrollado en San Juan, el Túnel de Agua Negra fue uno de los temas principales. Allí, se conocieron detalles del proceso: el comité pidió aclaraciones a las empresas y éstas deben responder el jueves próximo.

“Estamos en la etapa de precalificación, ya se hizo el primer análisis de las empresas presentadas y actualmente están en el periodo de pedido de aclaraciones a las empresas, a todas ellas, algo que está definido en pliego, aquellos faltantes no excluyentes que pueden ser objeto de pedido de clarificación. El día jueves próximo concluye plazo para presentación de esas aclaraciones. A partir de ahí el comité continua con su análisis”, explicó  Andrés Zini, a cargo de la Unidad de Coordinación Túnel de Agua Negra del Ministerio de Infraestructura.

Luego, continuó Zini, se presenta el listado de precalificados al Consejo de Administración de EBITAN que debe aprobar para pasar al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), quien financia la obra y debe dar la no objeción. Posteriormente, se comunica a las empresas y se abre la instancia de posible de reclamos o impugnaciones y una vez terminada esa instancia se confirma la lista y a las empresas que quedan se les entregan el pliego de licitación para que preparen sus ofertas de tipo técnica y económica. Se compone una polinómica con peso de cada una de estos dos componentes, algo que está en el pliego, y finalmente se define quien será la empresa constructora.

Zini recordó que hay 10 consorcios presentados, entre ellos están las empresas más importantes del mundo y las que tienen más experiencia en túneles carreteros.

Contó además que el pliego licitatorio responde al pliego de la Federación Internacional de Ingenieros Consultores (FIC), ente que reúne a especialistas que analizan 100 años de obras y “tiene un know how muy importante”. Esta estructura de pliego es muy utilizado porque las empresas de todo el mundo la conocen perfectamente bien y confían en esa estructura, señaló.

El Ingeniero explicó que existen distinto tipo de libros para distinto tipo de uso en las licitaciones, “nosotros estamos siendo pioneros en el uso de tres libros mezclados para la licitación dada la particularidad de la obra. El libro Amarillo que es para construcción y proyectos, el libro Rojo, se usa cuando el comité entrega el proyecto, no es este el caso pero sí tiene particularidades ya que parte de la obra se paga por unidad de medida y precio unitario. Y hacemos punta con el uso del libro Esmeralda, que todavía no sale a la luz dentro de la Federación mencionada, que es específico para la licitación de túneles. Aunque no salió, nosotros contamos en el equipo con quien es el presidente de un grupo de siete profesionales del mundo que están trabajando en el libro Esmeralda que sale el año que viene. Nosotros ya hemos tomado cosas muy importantes y hemos incorporado elementos dentro del pliego que son de ese libro, es decir que estamos innovando”, dijo Zini.

El pliego de licitación de la obra binacional Túnel de Agua Negra, que atravesará la cordillera de Los Andes entre San Juan y la IV Región para salir a los puertos del Pacífico, tiene tres partes: primero el procedimiento licitación, contienen las condiciones generales que ya conocen todas las empresas. La sección que se puede modificar con las particularidades de la obra; los criterios de evaluación y calificación, la sección de cuáles son los países elegibles y los formularios de licitación para unificar las presentaciones.

La segunda parte es para los requisitos de las obras y especificaciones técnicas. Y la tercera parte, incluye las condiciones contractuales para que las empresas las conozcan antes de presentarse.

Por último, hay una sección de formularios de contrato.

“El proceso de licitación esperamos arrancarlo en este año, pero no hay plazos. Hemos decidido no ponerlos porque hay cuestiones que exceden a la voluntad de EBITAN, por ejemplo, las consultas pueden prolongarse como las adendas, entonces no es responsable dar plazos”, señaló Zini.

Los plazos en los pliegos son: un año para la ejecución del proyecto ejecutivo y entre inicio y final de la obra, 8 años. Pero este plazo también puede extenderse por la geología que genera incertidumbre, es que si bien se hicieron muchos estudios previos, se hicieron hasta donde fue viable, “la verdad la sabremos cuando se perfore”, dijo.

 

 


Artículos Relacionados