Una de las centrales universitarias aceptó la propuesta salarial: qué pasa con el resto

En medio de un conflicto que mantiene congelado el inicio de las clases en el segundo cuatrimestre en las universidades nacionales, una de las federaciones de docentes comunicó hoy que aceptó la propuesta de recomposición salarial realizada por el Ministerio de Educación el lunes pasado.

FEDUN, la federación de docentes que forma parte de la CGT, comunicó hoy que los 33 gremios que la integran decidieron aceptar la propuesta.

“Se decidió aceptar la propuesta salarial presentada el lunes por el Ministerio de Educación luego de la lucha de los 170 mil docentes universitarios de todo el país, que prevé aumentos de entre el 24 y el 26 %, según los cargos, con revisiones en diciembre y en febrero”, indicó la federación en un comunicado, ya que la consideró “una propuesta superadora del techo del 15% que el gobierno quería imponer”.

La comercialización se ubicó levemente por encima del mismo mes del año pasado, que ya había superado el récord anterior de 2013. Respecto a julio de este año, el despacho de cemento creció en un 17%.

Según FEDUN, “el aumento está previsto mediante el otorgamiento de una suma fija remunerativa no bonificable que, sumada al 15% otorgado en tres tramos hasta septiembre”, que “significará un aumento de entre el 24 y el 26 por ciento en el salario docente”.

Con la aceptación de esta propuesta, FEDUN es la única central que decidió avalar la propuesta oficial, ya que tanto CONADU como CONADU Histórica mantuvieron posturas diferentes.

CONADU, la federación de docentes conducida por Carlos De Feo y que integra CTA de Yasky, comunicó que la propuesta del Gobierno sería puesta “a consideración de las bases“.

“En la reunión el gobierno realizó una propuesta que será puesta a consideración de las bases, para definir una respuesta en el Plenario de Secretarios y Secretarias Generales convocado para este viernes 7 de septiembre“, informó el lunes la CONADU en un comunicado. Mientras tanto, esta federación no convocó un paro, sino que llamó a realizar “clases públicas y acciones de agitación” para visibilizar el conflicto.

Por el contrario, la central más combativa de los docentes universitarios, CONADU Histórica, decidió sostener el paro.

La organización conducida por Luis Tiscornia y que integra la CTA de Micheli informó, apenas finalizó la reunión el lunes pasado, que “ante la propuesta se mantiene el paro esta semana, se convoca al Congreso de la Federación para el viernes 7 de septiembre y a las Asambleas de la Asociación de base”.

Los gremios deberán reunirse nuevamente con el Ministerio de Trabajo el próximo viernes a las 18 horas, en donde terminará de definirse la situación salarial de docentes, aunque queda pendiente los reclamos por el presupuesto para infraestructura e investigación, que también forman parte de la agenda.

Mientras tanto, las clases en las universidades nacionales no solo dependen de la negociación con los docentes, sino también con el personal administrativo y no docente; además de las tomas estudiantiles que mantienen los edificios intervenidos.

 


Related posts