Vaca Muerta: en 2022 se estarán exportando US$15.000 millones

El polo energético de Vaca Muerta y las posibilidades de crecimiento a partir del aumento de las exportaciones de carne fueron dos de los temas que despertaron el entusiasmo de los empresarios en la jornada de la Asociación Empresaria Argentina.

Los primeros datos prometedores acerca de Vaca Muerta los aportó el presidente MauricioMacri. “Este verano vamos a exportar gas a Chile. En cuatro años vamos a exportar medio millón de barriles de petróleo por día, el equivalente a US$15.000 millones. Y en siete años vamos a exportar US$30.000 millones”, indicó.

También Alejandro Bulgheroni, CEO de Pan American Energy, destacó las expectativas en esa área. “Ya producimos 20 millones de metros cúbicos de gas y con Vaca Muerta en pocos años vamos a duplicarla la producción”. El ejecutivo precisó que la tecnología permite ir bajando los costos y que, si las inversiones continúan, “en tres años podemos estar en valores de US$3,5 a US$4 por millón de BTU”, lo que haría al gas argentino más competitivo.

Paolo Rocca, CEO del holding siderúrgico Techint, dijo que “Vaca Muerta va a cambiar el perfil del grupo. En 15 meses invertimos US$1.400 millones en un campo que produce 11 millones metros cúbicos de gas”. Y anticipó que van a invertir otros US$1.300 millones para llegar a los 17 millones de m3, que es el 5% del consumo del país. “El impacto de Vaca Muerta es enorme sobre la reducción del déficit de la cuenta externa y del costo de la energía. La estimación del ahorro fiscal es de US$400 millones este año y de 700 millones en 2019. La expansión de Vaca Muerta depende del mantenimiento de las reglas del juego y del acceso al crédito”.

El otro gran foco de interés fue la agroindustria. Abrió el juego Luis Pagani, CEO de Arcor. “El capital nacional está llamado a crecer sin más. El impulso a las pymes y a las multinacionales argentinas debiera ser el objetivo estratégico”, sostuvo. “Los atajos no conducen a ningún lado”.

Pagani detalló que hoy Arcor, la principal exportadora de alimentos del país, tiene 37 plantas en diez provincias. Y mencionó que “las economías regionales vienen de sufrir la falta de competitividad y de escala”. En ese sentido, mencionó que para que la producción de alimentos crezca “hay que profundizar la baja del costo portuario. Bajar los costos de la importación de bienes de capital va a ser un tema clave para actualizarse. El costo laboral de Argentina respecto de los países donde tenemos plantas sigue siendo elevado”.

Federico Braun, dueño de la cadena de supermercados La Anónima y propietario de dos frigoríficos, sostuvo que hoy se exportan 450.000 toneladas de carne, pero se podría llegar al millón en 2023. Así se crearían 60.000 puestos de trabajo en 5 años. “Por cada 100.000 toneladas de exportación se emplean a 10.000 personas”, detalló. “El campo puede generar trabajo intensivo. Con la exportación nos beneficiamos todos”.

Braun indicó que parte de su optimismo se debe a que “existe una relación virtuosa entre lo que consume el mercado interno (asado) y lo que exportamos (lomo)”.

El exportador ganadero David Lacroze sostuvo que, pese a que comúnmente se dice que el campo ocupa poca mano de obra, “el sector agroindustrial roza los 3 millones de personas. Y produce el 60% de las divisas que ingresan al país”. Destacó que en agricultura “estamos a la par de Estados Unidos en tecnología e innovación. Pero en ganadería, no.Aún estamos subiendo la montaña, pero estamos lejos de la cima”.

Para los que trabajan con el mercado interno la situación no es tan auspiciosa. “En los últimos dos años hemos tenido pérdida de ventas. Sumado a los altos impuestos, esto nos afecta”, dijo Braun, con relación a la performance de los supermercados. Pero mencionó que hubo bajas de algunos costos, como el de las comisiones de las tarjetas de crédito.

“Estamos preparándonos para volver a crecer. A la industria farmacéutica le va bien cuando a la gente le va bien”, dijo Sebastián Bagó, del laboratorio que lleva su apellido.

Clarin


Related posts