El Gobierno aseguró que minería es la salida económica más importante para Mendoza

«El mayor potencial para la matriz productiva de Mendoza viene de la mano de la minería” dijo Emilio Guiñazú, subsecretario de Energía del ministerio de Economía, Infraestructura y Energía de esa provincia, quien señaló que “es incuestionable” que la minería es para la provincia la salida económica más importante.

El subsecretario Emilio Guiñazú aseguró que “la provincia aspirar a ser la base del desarrollo energético nacional” y que a fines de este año se habrá logrado ampliar en un 30 por ciento el parque generador de Mendoza.
La situación de la minería en Mendoza es observada con atención desde Chubut, ya que ambas provincias han seguido derroteros similares en cuanto al desarrollo de la actividad, y hoy se encuentran en una situación parecida frente a la posibilidad de incorporar la misma al sistema productivo.

Pros y contras

Guiñazú rebatió los argumentos sobre el malgasto del agua en la minería y que la contaminación puede manejarse. Destacó que “la minería es la actividad económica que puede, en forma aislada, generar un impacto positivo en la economía de Mendoza”.
El subsecretario consideró que desde el punto de vista económico, ambiental y técnico, la minería es una actividad “cuyos beneficios son varios órdenes de magnitud superiores a los impactos ambientales que produce”.
Ante la crisis dijo: “La cosa es muy sencilla. O nos falta economía o nos sobran mendocinos. O aumentamos el tamaño de la economía, creamos más puestos de trabajo, creamos más vectores de crecimiento o tenemos un problema. En Mendoza, todos los años nos quedamos con 7.000 chicos que no tienen trabajo. Y eso se va acumulando año tras año. Si no le damos salida a eso dónde vamos a terminar”.

Sobre el consumo de agua

Por otra parte, Guiñazú relativizó que el uso industrial del agua en la actividad minera pueda provocar inconvenientes en otra área de la economía, la agraria. Y que se puede aprovechar el agua para la extracción de minerales sin que se resientan otras actividades.
“Es absolutamente despreciable el consumo de agua de la minería frente a cualquier otra actividad económica de la provincia. Consume miles de veces menos agua que la actividad agrícola. No hay ningún escenario donde el agua que consume la minería, aún estando en crisis hídrica, pueda llegar a presionar sobre los recursos hídricos necesarios para la agricultura”.
Explicó que “podemos desarrollar toda la minería que queramos, todo el petróleo que queramos sin que los recursos hídricos se den cuenta. Vamos al denostado caso de San Juan: todas las minas de San Juan funcionando a pleno consumen 500 litros de agua por segundo. En los caudales del río Jáchal, que es mínimo con 10 metros cúbicos por segundo, no se puede medir la diferencia entre tener todas las minas de San Juan operando o tener todas las minas de San Juan paradas”.
“El río no se da cuenta porque son 500 litros por segundo en un caudal de 10 metros cúbicos por segundo que significan 10.000 litros por segundo. Estamos hablando del 0,50% y los sensores no pueden medir esa sensibilidad de agua en el río”, graficó.

Los proyectos inexistentes

No hay proyectos para la minería, reconoció Guiñazú, “porque por 10 años espantamos a los inversores. Existen 5 veces más prospectos en Mendoza que en San Juan. Por ejemplo, debemos suponer la continuidad de la mina chilena El Teniente en territorio mendocino, en el mismo pedazo de cordillera que compartimos. Ellos exportan 10 mil millones de dólares por año en cobre. ¿Cuánto exporta todo el complejo sojero argentino? 5.000 millones de dólares”.

Cuánto dinero pierde la Provincia

“Hemos perdido más de 5.000 millones de dólares en los inicios de los 90 por inversiones perdidas que podrían estar invertidos en proyectos y generando puestos de trabajo. Es incalculable lo que ha perdido Mendoza”, afirmó el subsecretario.
En el campo de las posibilidades destacó que “se puede hacer minería responsable, bien hecha, usando una cantidad mínima de recursos hídricos que genera miles de puestos de trabajo. Para generar un salario mínimo necesito más de mil veces de agua a través de la agricultura que a través del petróleo y la minería”.
Aseveró que “tenemos un gravísimo problema de empleo, de calidad de empleo, muchas actividades económicas tradicionales están en un proceso de transformación que decididamente va hacia niveles de productividad mayores y van a expulsar mano de obra. Que vamos a hacer con esa gente…”
“Estamos repartiendo una torta chica, tenemos que ampliarla. Qué puede llegar a ampliar la torta en Mendoza: la minería”, definió.

Otros proyectos

Guiñazú reconoció que están trabajando en todos los frentes de la Energía y consideró que “con las ventajas competitivas de la provincia podemos aspirar a ser la base del desarrollo energético nacional”.
Además recalcó que “trabajamos en todos los frentes de la Energía, en los petróleos convencionales, en los no convencionales, en la energía hidroeléctrica de gran porte, en las pequeñas centrales hidroeléctricas que en 50 años no se trabajaron en Mendoza. Hoy tenemos cuatro en construcción, tres sobre el Cacique Guaymallén y una cuarta sobre el canal San Martín. Tenemos un parque eólico adjudicado de 50 megas y también tenemos pre adjudicados 100 megavatios de energía solar”.
El funcionario aseveró que en el término de dos años la Provincia sumará casi 500 megavatios de potencia, lo que implica ampliar 30 por ciento el parque generador de la provincia de Mendoza.

El Sol

Comparte:

Noticias relacionadas